Diario del Derecho. Edición de 17/05/2022
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 20/07/2010
 
 

Profesión de riesgo; por Enrique López, Magistrado

20/07/2010
Compartir: 

El día 19 de julio de 2010, se publicó, en el diario La Razón, un artículo de Enrique López, en el cual el autor opina que éste es un país en el que los tribunales y los jueces empiezan a ser incómodos. Trascribimos íntegramente dicho artículo.

PROFESIÓN DE RIESGO

Cuando te enfrentas a las noticias cuesta reconocer dónde se está viviendo, porque la realidad siempre supera la ficción. Éste es un país en el que los tribunales y los jueces empiezan a ser incómodos y eso no es bueno. Las reglas establecidas dejan de ser respetadas y tratan de ser superadas para complacer al incómodo con las mismas. No se puede estar permanentemente cuestionando el “statu quo” consensuado en un momento determinado, porque eso abre una suerte de inseguridad en la que todos nos sentidos imbuidos y genera, además de ansiedad para el reclamante procesional, un permanente desorden en el que los que adoran el caos viven cómodos, pero en el que la mayoría silenciosa y pacífica no encuentra su sitio. Los que ejercen responsabilidades de gobierno no pueden alimentar esta situación ni tan siquiera por un puñado de votos. En un marco de inseguridad fruto de los que permanentemente alimentan el caos, de constante reivindicación y permanente cuestionamiento del modelo. La peor profesión es la de garante de la estabilidad jurídica, el componedor de conflictos, en suma, el juez, porque debe acudir a las reglas establecidas para solucionar los conflictos, y algunos lo convierten en el enemigo del progreso, del falso progreso de aquellos que no dudan en quemar las naves sólo para poder seguirlas gobernando. Algunos llegan a decir que aplicar la ley es una provocación; en España sólo citar preceptos de la Constitución se convierte en una osadía. En este tipo de escenarios, expresamente buscados por algunos, el papel del juez se vuelve difícil y a veces hasta peligroso, donde se confunde el rol de la mayoría, profesionales serios y discretos, con el de una minoría, los denominados transformadores sociales, aquellos que creen que están llamados por una fuerza divina para cambiar las cosas, para ayudar a determinados impulsos políticos y sociales a alcanzar sus fines; confunden la Ley y sus propios sentimientos, a veces alimentados por su propia ignorancia, y dejan de ser independientes para convertirse en meros servidores de intereses políticos. Esto no puede confundirse con que un juez tenga ideolología, cuando se es inteligente se tiene opinión y sobre todo principios, pero si además se conoce la ley, y se respeta, no hay peligro alguno, porque el juez que respeta la ley se convierte en su servidor. Pero lo realmente peligroso es cuando el juez trata no sólo de cumplir la ley, sino de hacerla cumplir por otros, y éstos se parapetan en sus ropajes políticos, en su legitimidad democrática y niegan la ley previa, tratando de superarla mediante vías de hecho; en este caso, el juez se convierte en enemigo y así lo tratan de presentar ante la sociedad. Por contra, el juez que prescinde de la ley y aplica sentimientos sociales se convierte en un héroe para aquellos con los que coincide, pero pierde su “autoritas”, porque aquellos con cuyo sentimiento discrepa lo denigran. Los tribunales y sus decisiones no deben ser temidos, pero deben ser respetados y, sobre todo, no cuestionados, de tal suerte que cuando se traslada a la opinión pública, que decidan lo que decidan, no pasa nada, se traslada un peligroso mensaje, porque al final la sociedad no respetará su trabajo. Cuando se trata de aplicar en derecho soluciones políticas y no se acatan las decisiones judiciales, se está acabando con la esencia de la democracia: el sometimiento al orden legal previamente establecido, el Estado de Derecho. La ley y, en resumen de todas, la ley primaria no pueden ser objeto de uso oportuno diario, generando una especie de bingo, de tal modo que aplicando sólo quince artículos nos llevamos el premio. Cada uno elegirá sus quince números y al final no sabremos qué es lo que nos vincula y qué no. Las normas fundamentales se basan en la existencia de un poder constituyente, poder que no puede verse alterado, por más legitimación que algunos quieran encontrar en el sentimiento ciudadano colectivo, porque casi siempre se confunde o se imponen los sentimientos propios a los colectivos y, en democracia, los únicos sentimientos que vinculan a todos son los que se plasman en las normas, las cuales sólo pueden ser superadas por otras normas del mismo rango. En España un día todos cantamos aquello de “habla pueblo habla”, y el pueblo habló y el pueblo aprobó las reglas de juego, las cuales no pueden ser superadas y aparcadas, si no es llamando de nuevo al pueblo a que hable, y ello mediante los cauces predeterminados para reformar el pacto constituyente. Un país en el que defender el orden establecido te convierte en presunto enemigo político está a un paso del caos. En un país en el que recitar preceptos de la Constitución es una osadía algo pasa, y lo realmente preocupante es que estos problemas no los ha creado la sociedad, la cual no se merece que la imbuyan en este tipo de conflictos.

Noticias Relacionadas

  • Democracia y Ley; por Enrique López, Magistrado
    El día 22 de noviembre de 2011, se ha publicado en el Diario La Razón, un artículo de Enrique López, en el que el autor, opina que ha llegado el momento de recuperar y fortalecer el respeto y la independencia del Poder Judicial. Transcribimos íntegramente el texto del artículo. 22/11/2011
  • Plaza de Magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo
    El Pleno del Consejo General del Poder Judicial, por el que se convoca la provisión de plaza de Magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, correspondiente al turno de abogados y juristas de reconocida competencia 25/10/2011
  • El Consejo General del Poder Judicial ratifica la segunda suspensión provisional de Garzón
    El pleno del Consejo General del Poder Judicial ha ratificado la segunda suspensión en sus funciones del juez Baltasar Garzón, que se encuentra en esta situación desde hace casi un año, después de que el Tribunal Supremo haya abierto dos juicios orales contra el magistrado. 29/04/2011
  • El Supremo accede a que el Consejo General del Poder Judicial mantenga en el orden del día del Pleno de 28 de abril de 2011, la ratificación de la segunda suspensión de funciones del Magistrado D. Baltasar Garzón
    Se deniega la medida cautelarísima instada en relación al acuerdo de la Comisión Permanente del CGPJ, en la que el Magistrado D. Baltasar Garzón interesa que no se incluya en el orden del día de la sesión del Pleno de 28 de abril de 2011, la ratificación de la segunda suspensión provisional acordada frente al mismo en el marco de la causa abierta por la comisión por unos hechos indiciariamente constitutivos del delito continuado de prevaricación y de uso de artificios de escucha y grabación con violación de las garantías constitucionales. La ratificación de esta suspensión es viable, pues a diferencia de lo sostenido por el Magistrado, la segunda suspensión de funciones acordada no es de contenido imposible, ni carece de utilidad, siendo consecuencia directa de la causa penal pendiente mencionada. Declara el TS que, además, la absolución o el archivo de la misma supondrá el fin de la medida cautelar acordada, si bien quedará vigente la primeramente acordada derivada del otro proceso por el que también está suspendido, tal y como dispone el art. 384.3 de la LOPJ. Afirma la Sala que de accederse a la medida solicitada se produciría un perjuicio y descrédito para la Administración de Justicia, por darse el hecho de estar sometido a una causa penal quien tiene encomendada la función constitucional de juzgar, debiendo prevalecer la preservación de ese perjuicio frente al que eventualmente podría sufrir el actor en su honor y fama; que, en todo caso, no resultaría de la suspensión cautelar de funciones acordada por el Consejo, pues se trata de una medida que ha de tomar imperativamente cuando se dan las circunstancias de este caso. 29/04/2011
  • Acuerdo de 8 de marzo de 2011, de la Presidencia del Tribunal Supremo y de la Sala del Artículo 61 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, habilitando los días 12, 13, 19 y 20 de marzo de 2011
    Acuerdo de 8 de marzo de 2011, de la Presidencia del Tribunal Supremo y de la Sala del Artículo 61 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, habilitando los días 12, 13, 19 y 20 de marzo de 2011 de 8:00 horas a 15:00 horas (BOE de 9 de marzo de 2011). Texto completo. 09/03/2011
  • El Consejo General del Poder Judicial solicitará reunirse con Zapatero y Rajoy para la aprobación "urgente" de tres anteproyectos sobre Justicia
    El Consejo General del Poder Judicial va a solicitar una entrevista con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, y el resto de grupos parlamentarios para transmitirles la "preocupación" de toda la carrera judicial por que se tramiten con "la máxima urgencia" tres anteproyectos de ley referidos a la modernización de la Justicia, la agilización procesal y la implantación de tribunales colegiados de instancia. 02/03/2011
  • Aprobado el informe del Consejo General del Poder Judicial sobre la reforma de la Ley Concursal
    El Pleno del Consejo General del Poder Judicial ha aprobado el informe sobre el Anteproyecto de Ley de Reforma de la Ley Concursal. 01/03/2011
  • Los deberes de la Justicia; por Enrique López, Magistrado
    El día 2 de agosto se publicó, en el diario La Razón, un artículo de Enrique López, en el cual reflexiona acerca de la Oficina Judicial, y de las competencias de los diferentes órganos que componen el Poder Judicial 03/08/2010
  • Modificación de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial
    Ley Orgánica 6/2010, de 27 de julio, complementaria de la Ley 31/2010, de 27 de julio, sobre simplificación del intercambio de información e inteligencia entre los servicios de seguridad de los Estados miembros de la Unión Europea, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial (BOE de 28 de julio de 2010). Texto completo. (Ref. Iustel §000053 Vínculo a legislación) 28/07/2010

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2022

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana