Diario del Derecho. Edición de 29/10/2020
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 21/09/2020
 
 

Un tribunal clave en las Presidenciales; por Rafael Navarro-Valls, presidente de la Conferencia Permanente de Academias Jurídicas Iberoamericana

21/09/2020
Compartir: 

El día 20 de septiembre de 2020 se ha publicado, en el diario El Mundo, un artículo de Rafael Navarro-Valls, en el cual el autor opina sobre la repercusión de la muerte de la juez Ginsburg en el tempestuoso panorama de EEUU.

UN TRIBUNAL CLAVE EN LAS PRESIDENCIALES

Invitado por la World Jurist Association, como Presidente de la Conferencia Permanente de Academias Jurídicas Iberoamericana, tenía previsto coincidir dentro de unos meses en Cartagena de Indias con la recién fallecida magistrada del TS estadounidense Ruth Bader Ginsburg. La ocasión era una sesión del Congreso Mundial de Derecho. En un Congreso anterior, Ginsburg había sido elegida World Peace & Liberty Award. Antes lo habían sido Sir Winston Churchill, René Cassin, Nelson Mandela y el Rey de España Don Felipe VI.Pensaba tener una conversación sobre su influencia en el TS.

Ante la imposibilidad de la coincidencia física, permítanseme unas líneas sobre la anciana magistrada y, sobre todo, la repercusión de su muerte en el tempestuoso panorama de Estados Unidos. Ginsburg fue nombrada por el Presidente Clinton para el TS en 1993. Era una buena jurista, pero radical en algunos planteamientos. Estuvo en el TS 25 años y era conocida su amistad con el Juez Scalía (ya fallecido), el jefe del ala conservadora del TS. La paradoja de la amistad entre la líder liberal y el líder conservador fue tan sonada, que en 2015 Derrick Wang estrenó una ópera cómica conocida como Scalia/Ginsburg. Esto demuestra que los “ 12 alacranes en una botella”, como se ha denominado al TS, tiene fases pacíficas.

Ginsburg se resistió a morir porque no quería que su sucesor o sucesora fuera nombrado por el rubio presidente. Sólo se retiraría si Hillary Clinton era elegida para ocupar el Despacho Oval de la Casa Blanca.

Frustrada su esperanza aguantó la tensión de varios cánceres hasta claudicar ayer. Incluso antes de morir manifestó a su familia su firme deseo de que su plaza no fuera cubierta hasta después del nombramiento presidencial del 3 de noviembre.

La razón es que el presidente de los Estados Unidos tiene una importancia vital tanto en la elección como en el tortuoso camino de su elección. Es cierto que, además, tienen cierta importancia otros factores externos. Por ejemplo la American Bar Association (ABA), una poderosa organización de abogados cuyas recomendaciones acerca de la capacitación jurídica y profesional de los posibles candidatos tienen una cierta relevancia. Y también el Senado es muy importante al tener que ratificar el nombramiento del Presidente

Pero nada comparable a la importancia del ocupante del Despacho Oval para la elección de los candidatos. Y aquí juegan, junto a la competencia profesional, los factores políticos. El Presidente desea que los elegidos participen de sus orientaciones políticas. Estas, a veces, son defraudadas. Un solo ejemplo. A Eisenhower le preguntaron en una ocasión si había tenido algún error como presidente. Sin dudarlo contestó : “ Sí, dos, y ambos se sientan en el Tribunal Supremo”. Se refería a los magistrados Warren y Brennan nombrados por él, pero que pronto siguieron criterios contrarios al suyo. Aun hoy, a veces el Presidente conservador hace de “hombre péndulo “ y vota con la minoría liberal.

Al morir Ginsburg, como era de prever, se ha desatado la tormenta. Biden ha dicho que hay que esperar al nombramiento del nuevo presidente. Los republicanos, manifiestan claramente que si Trump presenta un candidato, lo apoyarán en el Senado. Hay que tener en cuenta que Trump en este mandato ha nombrado ya dos magistrados de tendencia conservadora : Neil Gorsuch e Brett Kavanaugh. Un tercer nombramiento afianzaría la actual mayoría conservadora de 5 contra cuatro. Pasarían a 6 contra 3.

Este año, la elección de un nuevo magistrado tiene una especial importancia. Se prevén fuertes contenciosos en los escrutinios presidenciales, cuya resolución podría llegar hasta el Tribunal Supremo. Hay que recordar el tema del recuento de votos en Florida en 2000. La mayoría conservadora del TS decidió la victoria de George W. Bush sobre Al Gore. Este es un factor que ha movido a Trump a anunciar que propondrá un candidato, probablemente mujer.

Trump tiene sin embargo un temor. La mayoría en el Senado es efectivamente republicana (53 sobre 100), pero no olvida que en la reciente Convención demócrata una serie de senadores le han declarado formalmente su oposición. Si esa mayoría se altera y el candidato presidencial no es nombrado, sería un golpe mortal para Trump cara a las cercanas elecciones. De ahí que tenga que “amarrar” muy bien los votos.

Comentarios - 1 Escribir comentario

#1

Esta realidad demuestra hasta que punto debe ser diáfana la separacion del poder ejecutivo y el judicial.
Eso me recuerda aquel delicioso articulo de Manuel Vicent "Ni pongas tus sucias manos sobre Mozart".
En este caso habría que explicarle antes al Sr. Trump quien fue Mozart.

Escrito el 21/09/2020 11:45:15 por Alfonso J. Vázquez Responder Es ofensivo Me gusta (0)

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2020

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana