Diario del Derecho. Edición de 07/08/2020
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 03/07/2020
 
 

Me too; por Antonio Garrigues Walker, Jurista

03/07/2020
Compartir: 

El día 3 de julio de 2020 se ha publicado, en el diario ABC, un artículo de Antonio Garrigues Walker, en el cual el autor opina que se van a seguir tumbando muchas estatuas y sobre todo muchas ideas.

ME TOO

Tarana Burke puso en marcha esta expresión en 2006, y luego ha sido utilizada por millones de mujeres y hombres en todo el mundo. Era una forma de denunciar el alcance de los abusos sexuales generalizados y últimamente se ha personalizado en el productor de cine Harvey Weinstein.

Esta expresión ha sido un arma eficaz del movimiento feminista y todo indica que su uso acabará generalizándose para afrontar otras muchas situaciones de violación de derechos humanos y en especial con los comportamientos racistas a los que la muerte por asfixia de George Floyd va a dar una fuerza poderosísima. Tanto en uno como en otro caso “el tiempo se acabó”, en inglés, “time’s up”, título de un manifiesto que firmaron trescientas actrices, muchas de gran relieve (entre otras, Eva Longoria, Natalie Portman, Emma Stone) anunciando la relación de un fondo para ayudar materialmente a mujeres de cualquier estrato social que sufrieran acoso o vejaciones.

Nacerán otros “me too” porque las ciudadanías de todo el mundo, tanto del pobre como del rico, empiezan a ser conscientes de que el “status quo” actual se hace cada vez más inestable e inseguro y así mismo de que las estrategias de respuesta son muy difíciles de definir con precisión.

Las razones de todo ello guardan relación con la ausencia de liderazgos coherentes, comprometidos a actuar a pesar de las incertidumbres. Están manifestando signos evidentes de cansancio y de pereza mental. Es la era de la blandenguería, una era en la que abundan expertos en eludir responsabilidades y defender unos derechos inmerecidos y, por si fuera poco, inexistentes.

Como les decía Ortega a los argentinos, hay que “ir a las cosas”. Hay que fajarse con ellas. Darles la cara. Aguantar su envite. Está claro que la situación no va a mejorar hasta que reaccionemos a todos los niveles y seamos conscientes de que las desigualdades de todo género siguen creciendo. En los Estados Unidos se han publicado los siguientes datos: en Google no llegan al 3 por ciento los empleados negros, y en las firmas de abogados no superan el 1 por ciento. La concentración de riqueza económica cada vez en menos manos -generalmente blancas- sigue su curso acelerado. Según el Credit Suisse, el 45 por ciento de la riqueza mundial lo detenta el 1 por ciento de la población, y el 90 por ciento de esta población posee menos del 20 por ciento.

Pero “el tiempo se acabó”. Se está iniciando otra era histórica. Se van a seguir tumbando muchas estatuas y sobre todo muchas ideas.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2020

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana