Diario del Derecho. Edición de 30/09/2022
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 07/06/2012
 
 

La conveniencia de una nueva reforma de la Ley Concursal: algunas ideas desde Londres; por Miguel Lamo de Espinosa, Abogado

07/06/2012
Compartir: 

El día 5 de junio de 2012 se ha publicado en el diario Expansión, un artículo de Miguel Lamo de Espinosa, en el cual el autor opina que en una situación como la española, con más que preocupantes niveles de paro, la liquidación de compañías que podrían a través de un proceso concursal desapalancarse y mantener su actividad -y por lo tanto todo o parte del empleo que generan- debe ser evitada.

LA CONVENIENCIA DE UNA NUEVA REFORMA DE LA LEY CONCURSAL: ALGUNAS IDEAS DESDE LONDRES

Los procedimientos concursales, en España y en el extranjero, tienen por objeto principal ordenar los intereses de los distintos acreedores (o más concretamente, de los stakeholders) de una compañía en dificultades.

También procura, en la medida de lo posible, el mantenimiento del negocio as a going concern, evitando de esta forma liquidaciones innecesarias con la pérdida de valor que las mismas conllevan. En una situación como la española, con más que preocupantes niveles de paro, la liquidación de compañías que podrían a través de un proceso concursal desapalancarse y mantener su actividad -y por lo tanto todo o parte del empleo que generan- debe ser evitada.

La Ley Concursal española no está cumpliendo este objetivo. Un porcentaje altísimo (aproximadamente 90% según información pública) de las compañías que inician un proceso concursal español terminan en liquidación y compañías españolas relevantes están desde hace ya unos años estudiando -y aplicando- regímenes concursales o pre-concursales extranjeros para conseguir una restructuración ordenada de su estructura de capital (usando principalmente las legislaciones anglosajonas). El mercado está dando una señal determinante -la legislación española tiene limitaciones- y una dirección clara -son más interesantes las legislaciones anglosajonas.

¿Cuales son los motivos por los que otras legislaciones resultan más interesantes para compañías y acreedores?. ¿Podemos introducir esos principios en la legislación española?. Los motivos son múltiples, pero en gran parte referidos a los mismos principios: (i) el mantenimiento y la estabilización de la actividad de la compañía durante la fase concursal, (ii) la agilidad para proponer y aprobar planes de reorganización empresarial que eviten o minimicen el deterioro del valor empresarial -y que sean aprobados con rapidez-, y (ii) la posibilidad de, en supuestos en los que hay falta de acuerdo, forzar un plan de reorganización empresarial a todos o parte de los stakeholders disidentes -incluidos los accionistas.

Adaptar la legislación española a estos principios requiere un cambio de planteamiento pues, mientras las legislaciones anglosajonas entienden las compañías como un conjunto vivo de intereses de diferente rango y con diferentes derechos, donde la titularidad accionarial no es más que otro interés más (en el que suelen converger derechos económicos -subordinados- junto con determinados derechos de control), las legislaciones continentales tienden a entender las compañías cono un activo estático perteneciente a determinados accionistas y con más o menos acreedores de distintos rangos.

Veamos algunas ideas.

En virtud del principio del Absolute Priority Rule contenido en el famoso Chapter 11 americano un stakeholder menos preferente (o más junior) no podrá recibir importe alguno salvo que todos los stakeholders más senior hayan visto pagada o modificada la totalidad de su reclamación. Este principio hace que en determinadas situaciones el capital social de la compañía se reestructure y cambie de titularidad, sin su consentimiento, trasladándolo a acreedores más senior.

En virtud del Best Interest of Creditors Test un plan de reorganización es óptimo si los stakeholders reciben - a valor presente- más de lo que recibirían en una situación de liquidación. No se trata solo de valorar si un acreedor está o no satisfecho voluntariamente con el plan propuesto, se trata también de determinar si el valor de la inversión de dicho acreedor debe o no otorgarle una opción de bloqueo a un plan de reorganización.

El principio descrito anteriormente solo puede entenderse en combinación con el famoso término anglosajón de where the value breaks. Cuando una compañía entra en una situación pre-concursal o concursal debe valorarse hasta donde hay valor y, sobre dicha base, establecer las preferencias y los bloqueos. No parece favorable que en una situación (hipotética) en la que el valor rompa en el nivel de los ordinarios la Legislación española establezca, como lo hace, que los subordinados se vean sometidos a las mismas quitas y esperas que los ordinarios (aunque cobren después - ex art. 134 de la Ley Concursal) y los accionistas no vean reducida o perjudicada (al menos en términos de quita) su inversión.

La conclusión parece por lo tanto la siguiente: analicemos jurisdicciones que están funcionando mejor que la nuestra en materia de conservación empresarial. Adaptando nuestra legislación a premisas similares a las anteriores conseguiremos dos objetivos importantes: (i) evitar la liquidación de compañías que mantienen más valor -y más empleo- en un proceso ordenado de desapalancamiento, y (ii) fomentar la inversión extranjera en compañías en situaciones de restructuración o rescue financing, que es a veces tan cara como necesaria.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

  1. Tribunal Supremo: La Sala de lo Penal del TS declara que la falta de firma digital o electrónica de abogado en el escrito del recurso presentado telemáticamente constituye un defecto procesal que no ha de llevar a la inadmisión del mismo
  2. Legislación: Ayudas a la contratación laboral de cuidadores cualificados y empleados del hogar y a la reducción de la jornada de trabajo para el cuidado de hijos y de personas con discapacidad
  3. Legislación: Enseñanzas de la educación básica
  4. Legislación: Medidas urgentes para la reducción de la temporalidad, de fomento de la promoción interna y de agilización de la cobertura de puestos de trabajo con personas funcionarias de carrera
  5. Tribunal Supremo: Se confirma la adopción del régimen de custodia compartida del hijo de los litigantes, aunque no hubiera sido solicitado por ninguno de los padres, ya que con anterioridad el régimen monoparental se desarrollaba de forma similar a la custodia compartida
  6. Legislación: Premios y Muestra Mujeres en el Arte Amalia Avía de Castilla-La Mancha
  7. Legislación: Medidas urgentes en materia de régimen sancionador de establecimientos públicos, espectáculos públicos y actividades recreativas ocasionales o extraordinarias
  8. Estudios y Comentarios: Contra la nueva regulación de los delitos sexuales; por Enrique Gimbernat, Catedrático emérito de Derecho penal de la Universidad Complutense de Madrid
  9. AN, TSJ, AAPP: La AN reconoce el derecho de los trabajadores de una ETT a cobrar la Prima COVID 19 cuando cumplan los requisitos exigidos a los trabajadores contratados por las empresas usuarias para su percibo
  10. Revistas: Iustel presenta el número 58 de su Revista General de Derecho Procesal

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2022

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana