Diario del Derecho. Edición de 15/02/2019
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 11/02/2019
 
 

Asalto al Estado de derecho; por Francisco Sosa Wagner, Catedrático de Derecho administrativo

11/02/2019
Compartir: 

El día 10 de febrero de 2019 se ha publicado, en el diario El Mundo, un artículo de Francisco Sosa Wagner en el cual el autor opina que se aproxima el momento en que se zanje el debate acerca de si ha habido un delito de rebelión o de sedición.

ASALTO AL ESTADO DE DERECHO

La solemne Sala Segunda del Tribunal Supremo va a albergar el juicio que ha de seguirse contra los políticos catalanes que pusieron en marcha una cabalgata de acuerdos, leyes, referendos etcétera, que habrían de permitir a Cataluña recorrer, sin odiosas ataduras “españolas”, el Olimpo de los Estados donde sería acogida con una afectuosa bienvenida.

Parece mentira que quienes van a seguir esas sesiones desde el incómodo banquillo sean personas instruidas y, además, algunas hayan formado parte de instituciones democráticas como el Parlamento Europeo (donde hicieron un buen papel). Y lo digo porque ¿cómo es posible que pudieran creer que las puertas de Europa se abrirían para dar entrada a una región sometida a la tiranía de un Estado miembro? Si la ingenuidad no es la disposición de ánimo más cultivada por los políticos avezados, hay que imputar el desvarío a una consciente estratagema engañosa. O simplemente al propósito de amparar a personas acusadas de corrupción -algunas en cargos muy elevados- que, por el ensalmo de la independencia, se verían libres de la molesta acción de los jueces y de los inspectores de Hacienda.

Este desparpajo con las Constituciones españolas no es privativo de esta época en el territorio catalán. La historia, cartilla escolar que nos permite entender el presente, ya contiene otros ejemplos, el más reciente de los cuales se produjo en 1934 cuando a un gobernante local no se le ocurrió mejor idea que desafiar a la República proclamando el “Estado catalán” dentro de la “República Federal Española”. Y aquella República, a la que desde ciertos sectores se ha vuelto la mirada en los últimos años con bobalicona complacencia y punible ignorancia, esa República -su Parlamento- suspendió la autonomía catalana y su Tribunal de Garantías Constitucionales condenó a aquellos aventureros a 30 años de reclusión por rebelión militar (6 de junio de 1935). Es verdad que el Gobierno del Frente Popular (febrero de 1936) decretó la amnistía de los presos y el restablecimiento de la autonomía, tal como había pedido el Front d’Esquerres. Un momento que no es para recordar: primeras agresiones y muertes de adversarios políticos, asaltos de sedes de partidos, incendio de iglesias

Años después, sus nietos han consumado una peripecia aún más grave porque ahora se ha incorporado como ingeniosa ocurrencia la “independencia” de Cataluña. Ignorando una Constitución, la de 1978, que votaron los catalanes y que es muy generosa a la hora de admitir en su seno las más diversas opciones políticas, como es el caso de los partidos republicanos en una Monarquía. En Constituciones como la francesa, la alemana o la italiana la forma republicana del Estado no puede ser discutida. Por el contrario, los partidos que en España se declaran republicanos y nacionalistas/independentistas han gobernado de manera casi ininterrumpida en Cataluña desde la recuperación de la democracia. Más aún, han cogobernado España al servir de apoyo a casi todos los gobiernos españoles porque el PSOE y el PP se han encontrado a gusto con ellos mientras que han sido incapaces de pactar entre sí, excepto para nombrar a los vocales del Poder Judicial o a los magistrados del Tribunal Constitucional.

Se aproxima el momento en que el debate acerca de si ha habido un delito de rebelión o de sedición, que ha hecho aflorar a tanto penalista a la violeta en España, quede zanjado por los profesionales competentes. De lo que no existe duda es que estos políticos, hoy a la espera de sentencia, han perpetrado un asalto grosero al Estado de derecho violando sus procedimientos y sus valores básicos y superiores, es decir, su partitura esencial.

Comentarios - 1 Escribir comentario

#1

Cómo se pude comaprar el espepento organizado por Puigdemont con la de Companys el 06.10.1934 que fue seguida de la actuacion inequívocamente agresiva de un centenar de Mozos de Escuadra a los que se sumaron algunos centenares de afiliados de Alianza Obrera y del PSOE entre otros, que armados con fusiles se enfrentaro a las fuerzas militares a las que se rendirìan en la madrugada del día siguiente. Aunque el número de muertos no llegó a medio centenar no se puede negar que hubo un delito de rebelión y de secesion y fue condenado aunque se le indultara al ganar las eleccines la izquierda. La actuacion de Puigdmeont resulta una farsa si se compara con la de Companys, no digamos ya con la de 17.07.1936 o con la del 23-F, pese a que en este caso no hubo. ni un muerto, ni más enfrentamiento a tiros que los hechos al aire en el Congreso, pero el paseillo de los carros de combate de Milans fueron algo serio. La condena fue correcta pero la amnistía posterior se debe valorar comparándola con la del General Sanjurjo que apoyó el Golpe deEstado de Primo de Rivera, luego, en plena republica democrático organizó otra que fue abortada. Condenado a muerte, fue indultado por el Jefe del Estado. Al ganar las elecciones la derecha en 1931, más o menos como Companys, fue puesto en libertad. Exilido en Portugal empezó a preparar el siguiente Golpe de Estado Murió el mismo 20.07.1936, recién despegado el avión en Estoril para ponerse al frente del Golpe.

Escrito el 11/02/2019 14:59:39 por Alfonso J. Vázquez Responder Es ofensivo Me gusta (0)

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2019

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana