Diario del Derecho. Edición de 21/11/2018
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 11/04/2014
 
 

Un parlamento ignorado; por José M. de Areilza

11/04/2014
Compartir: 

El día 11 de abril de 2014, se ha publicado en el diario ABC, un artículo de José M. de Areilza, en el cual el autor considera que la indiferencia ciudadana hacia las elecciones europeas puede traducirse en una abstención masiva.

UN PARLAMENTO IGNORADO

El cartel de las elecciones europeas del 25 de mayo ya está completo con la designación del ministro Miguel Arias como número uno de la lista popular. Su profundo conocimiento de los temas comunitarios y su larga experiencia política en Bruselas hacen de él un candidato muy sólido para ocupar tras los comicios una de las carteras más relevantes de la Comisión.

No obstante, el principal rival de unas y otras opciones políticas seguirá siendo la indiferencia ciudadana, que puede traducirse en una abstención masiva. Se ha repetido muchas veces que esta vez el voto europeo tiene más consecuencias que nunca, pero el mensaje parece no calar. El Parlamento Europeo ha adquirido tras el Tratado de Lisboa competencias legislativas plenas en casi todos los ámbitos de actuación de la UE. Cuenta con la capacidad de decir la última palabra y, si es necesario, bloquear las propuestas de la Comisión y las posiciones de los gobiernos nacionales en el Consejo. Así que la no participación en estas elecciones no puede justificarse por la irrelevancia de la Cámara de Estrasburgo.

Es cierto que carece del derecho de iniciativa legislativa, no puede enviar a su casa a los miembros de un inexistente Ejecutivo europeo, en caso de mal desempeño de sus funciones, ni provocar la convocatoria de elecciones anticipadas. Pero es una institución necesaria, la única que responde al ideal democrático de representar a los ciudadanos de a pie de un modo directo e igual.

Además de colegislar, ejerce una importante función de control político de la Comisión Europea, cada vez más poderosa en su supervisión de las políticas económicas nacionales. El Parlamento que elegiremos debe desarrollarse todavía más para ser un ágora en el que los partidos políticos europeos confronten distintas visiones del bien común, en una complicada polis de quinientos millones de ciudadanos y 28 Estados miembros. Pero la pesadilla de una cámara poblada de voces antieuropeas, agudas y disonantes, solo puede conjurarse con una participación responsable.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2018

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana