Diario del Derecho. Edición de 21/11/2018
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 30/09/2003
 
 

LA ENSEÑANZA PÚBLICA TIENE UN IDEARIO; por Gregorio Peces-Barba Martínez, catedrático de Filosofía del Derecho y rector de la Universidad Carlos III de Madrid

30/09/2003
Compartir: 

El día 29 de septiembre, se publicó en el diario El País un artículo de Gregorio Peces-Barba Martínez, en el cual, el autor analiza la importancia del artículo 27.2 de la Constitución Española en el vigésimo quinto aniversario de la misma. Transcribimos a continuación un resumen de dicho artículo.

LA ENSEÑANZA PÚBLICA TIENE UN IDEARIO

La laicidad y la idea de dignidad humana enmarcan la meta de la enseñanza pública que se establece en el artículo 27.2 de la Constitución.

Según el autor, éste es el ideario de la enseñanza pública, y también de toda enseñanza privada, aunque ésta última pueda tener además carácter propio o ideario particular.

En opinión de Gregorio Peces-Barba los idearios parciales no ayudan a hacer ciudadanos, sino creyentes, en muchos casos con un germen ideológico contradictorio con los principios educativos generales marcados en la Constitución.

Aparece la necesidad de una enseñanza pública que forme en las ciencias, en las técnicas y en las artes, y prepare para la profesión a los jóvenes en todos los niveles, incluido el universitario. La educación, según el catedrático, debe preparar a los jóvenes para participar y para competir.

Así, según el autor, el ideario constitucional sitúa ese desarrollo “en el principio a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”. En este sentido, continua Gregorio Peces-Barba, la enseñanza pública tiene, junto a su misión en la formación de cada persona, una misión complementaria de inserción de la persona en la sociedad y en las instituciones políticas.

Considera que los idearios de los centros privados no tienen esa visión total de la ciudadanía, de bien común y de interés general, sino que más bien favorecen la fragmentación y la mentalidad de sociedad privada.

Para el catedrático, la idea de igualdad tiene difícil encaje en idearios que parten de la pertenencia a un fragmento social que no tiene una visión de totalidad secular, y que no transmite entre sus ideales el de la amistad cívica. Solamente la enseñanza pública prepara a la sociedad para una convivencia democrática.

La enseñanza pública, que es también las autonomías, debe cumplir con su deber de crear el espacio común que hace posible la democracia. Entiende el autor que todos los gobiernos autonómicos con competencia en materia de educación deben cuidar de esa competencia para la formación.

Finaliza Gregorio Peces-Barba diciendo que el Gobierno central debe vigilar, inspeccionar y homologar el sistema educativo para que la enseñanza pública pueda cumplir ese papel fundamental.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2018

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana