Diario del Derecho. Edición de 18/02/2019
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 18/01/2019
 
 

AN

La Audiencia Nacional ordena reabrir la causa contra los acompañantes de Puigdemont por encubrimiento de rebelión

18/01/2019
Compartir: 

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal ha ordenado este jueves al Juzgado Central de Instrucción número 6 ha ordenado reabrir la investigación por un delito de encubrimiento de rebelión contra los acompañantes del expresidente catalán Carles Puigdemont cuando fue interceptado en Alemania el 25 de marzo de 2018 en virtud de una orden europea de detención.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Por lo tanto, el empresario y amigo de Puigdemont Josep María Matamala, el historiador Josep Luis Alay y los mossos d'Esquadra Carlos de Pedro López y Xavier Goicoechea vuelven a estar imputados porque el tribunal entiende que los cuatro necesariamente tuvieron que conocer la situación de huido de la Justicia del expresidente de la Generalitat, cuando le acompañaron en su viaje en coche desde Estocolmo (Suecia) hasta Alemania.

De esta forma, la Sala revoca la decisión de sobreseimiento de la causa que dictó el pasado octubre el juez instructor Diego de Egea, quien entonces ejercía como magistrado de refuerzo del juzgado y ya ha abandonado la Audiencia Nacional. Por tanto, será el juez titular, Manuel García Castellón, el que se haga cargo y retome esta investigación.

Los hechos se remontan a marzo de 2018, cuando los cuatro investigados, dos de ellos mossos que se encontraban de permiso, acompañaron a Puigdemont hasta Alemania, donde poco después de traspasar la frontera fue detenido por una euroórden activada sólo dos días antes por el juez instructor de la causa del 'procés', Pablo Llarena.

El auto de De Egea que ahora se ha revocado acordaba el sobreseimiento de la causa basándose en que estas cuatro personas no tenían conocimiento de la activación de la orden de detención contra Puigdemont, al haberse activado justo dos días antes de su detención en Alemania.

Frente a estos argumentos, la Fiscalía de la Audiencia Nacional recurrió alegando que eran hechos notorios que en aquel momento Puigdemont, al igual que otros miembros de su antiguo gobierno, se encontraban investigados por delitos de rebelión, así como que no había comparecido ante el Tribunal Supremo.

TRAYECTO INUSUAL POR CARRETERA

En línea con el Ministerio Público, la Sala ha emitido hoy un auto en el que considera que la conducta de los cuatro acompañantes encaja en la ayuda para eludir la investigación y sustraerse a la busca y captura, "en esa situación de huido de la Justicia española que necesariamente tuvo que ser conocida por todos los investigados en esta causa", indicio suficiente de la "comisión del delito de encubrimiento imputado".

Para sustentar este argumento, los magistrados destacan "el inusual trayecto que se prestaron a realizar todos los investigados" desde Estocolmo para hacer más de 2.000 kilómetros en automóvil, lo cual es indicativo, según afirman, "de la finalidad que perseguían: dificultar la posible detención del señor Puigdemont en su regreso a Bélgica".

En su opinión, "es difícil imaginar otro motivo para la realización de un viaje tan prolongado, incómodo e incluso arriesgado, cuando estaban a la disposición de todos ellos sistemas más rápidos, cómodos y seguros".

De este modo, el tribunal concluye que la actuación de los cuatro investigados estaba dirigida a evitar que otros países diferentes a Bélgica pudieran consentir la entrega de Puigdemont a la Justicia española y que "la supuesta intención de éste de ponerse a disposición de las autoridades belgas, como alegan las defensas de los investigados, refuerza esos indicios de la consciente colaboración de los investigados para este auxilio constitutivo del delito de encubrimiento".

En su auto, la Sección Tercera recoge la doctrina del Tribunal Supremo sobre el delito de encubrimiento, que requiere la comisión previa de un delito y exige también que el presunto encubridor no haya intervenido en la previa infracción como autor o cómplice. Contempla, además, un elemento subjetivo que se traduce en que la persona tenga un conocimiento verdadero de la acción delictiva previa.

MATAMALA NUNCA HA DECLARADO

Cuando estuvieron imputados por De Egea, tres de los cuatro sospechosos ya acudieron el pasado mes de junio a declarar a la Audiencia Nacional, donde aseguraron que el expresidente catalán tenía la intención de entregarse en Bélgica cuando fue interceptado en Alemania.

Pocas semanas después de esa declaración, Josep Luis Alay fue fichado por el recién creado gobierno de Quim Torra como coordinador de las políticas internacionales de la Presidencia.

El único que no compareció entonces ante el juez fue Josep María Matamala, que vive en Bélgica como Puigdemont, porque no se le pudo notificar la citación al no tener domicilio conocido en aquel país. Tampoco se consiguió en los intentos posteriores y unos meses después el juez De Egea archivó la causa, decisión que ahora ha sido revocada.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2019

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana