Diario del Derecho. Edición de 02/12/2020
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 12/11/2004
 
 

INFORME SOBRE EL ANTEPROYECTO DE LEY DE PREVENCIÓN DEL TABAQUISMO

12/11/2004
Compartir: 

La Ministra de Sanidad y Consumo ha presentado en el Consejo de Ministros un informe sobre el Anteproyecto de Ley de Prevención del Tabaquismo que está elaborando su Departamento y que será aprobado por el Gobierno antes de final de año.

El tabaquismo es la principal causa de enfermedad y muerte evitable en España, y constituye una de las prioridades para la salud pública, por lo que se requiere una estrategia integral y sostenida en el tiempo que incluya una serie de medidas tendentes a disminuir la demanda y la oferta.

Los objetivos del Gobierno son abordar la lucha contra el tabaquismo de un modo global, desarrollando no sólo medidas legislativas que garanticen el derecho de la población no fumadora a respirar aire no contaminado por el humo del tabaco, sino también estrategias informativas y asistenciales que evidencien los riesgos para la salud que representa el tabaco y faciliten el abandono de la dependencia tabáquica.

Proteger a los no fumadores

El Anteproyecto presentado por la Ministra de Sanidad y Consumo sustituirá la normativa actualmente en vigor en nuestro país, que es una de las más permisivas de la Unión Europea en temas como la venta de tabaco a menores, limitación de la publicidad y restricciones de lugares de consumo.

En el texto se establecen limitaciones a la venta y suministro de los productos del tabaco, al consumo y a la regulación de la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco. De esta forma, el Gobierno se fija el objetivo de prevenir los problemas que el tabaquismo ocasiona y de dar un nuevo impulso a las políticas destinadas a este efecto.

1.- Limitación a la venta y suministro de tabaco

El Anteproyecto incluye las siguientes limitaciones:

Se prohíbe vender o entregar tabaco a personas menores de 18 años.

Se prohíbe la venta de tabaco por personas menores de 18 años.

Se prohíbe la venta en lugares tales como centros y dependencias públicas, centros sanitarios o socio-sanitarios, de servicios sociales, centros docentes, culturales o deportivos, y de atención y ocio de los menores de edad, y en cualquier lugar, centro o establecimiento donde esté prohibido su consumo.

2.- Limitaciones al consumo de tabaco

Define también los lugares en los que se restringirá el consumo de tabaco, y distinguirá entre lugares donde se establece la prohibición total de fumar y lugares donde se prohíbe fumar si bien se permite la habilitación de zonas para fumadores. En ambos casos se partirá del principio general de respeto al derecho de los no fumadores.

Con carácter general, estará prohibido fumar en centros de trabajo públicos y privados en locales cerrados.

Además, estará totalmente prohibido fumar en centros y establecimientos sanitarios; centros docentes; instalaciones deportivas cubiertas; lugares en los que se preste un servicio de atención al ciudadano; centros de atención social para menores de dieciocho años y de ocio o esparcimiento en los que se les permita la entrada; centros culturales, bibliotecas, museos, etcétera; áreas donde se elaboren, transformen, preparen o vendan alimentos; ascensores; cabinas telefónicas, recintos de cajeros automáticos y espacios de uso público de reducido tamaño; vehículos o medios de transporte colectivos (incluidos los aéreos); estaciones de autobús (excepto en los espacios al aire libre); todos los espacios del transporte suburbano; transportes ferroviarios y marítimos (excepto en dependencias al aire libre) aviones.

Por otro lado, se establecen también los lugares donde se prohibirá fumar con posibilidad de habilitar zonas para fumadores. Estos lugares serán: centros de atención social; lugares privados en los que se ejerza una actividad comercial; establecimientos de hostelería y restauración cerrados con superficie superior a cien metros cuadrados, teatros, cines y otros espectáculos públicos que se realizan en espacios cerrados; y aeropuertos. Además, en los establecimientos de hostelería y restauración en los que no existe prohibición legal de fumar se deberá anunciar visiblemente si se permite o no el consumo de tabaco.

Los requisitos para las zonas habilitadas para fumadores serán: señalización adecuada, separación física del resto de las dependencias y dotación de sistemas de ventilación independientes.

3.- Limitación a la publicidad y patrocinio

Con la normativa actualmente en vigor, la prohibición de la publicidad y patrocinio de los productos del tabaco afecta a la televisión, tanto pública como privada (en virtud de la trasposición de la Directiva Europea sobre “Televisión sin Fronteras”) y a la radio pública.

A partir de la nueva ley que prepara el Gobierno, y en cumplimiento de la Directiva europea 2003/33, de 26 de mayo, sobre publicidad y patrocinio de los productos del tabaco, quedará prohibida la publicidad del tabaco en prensa, radio y televisión y en los soportes de la Sociedad de la Información. Además, se prohibirá también la distribución gratuita o promocional de productos del tabaco y el patrocinio de actos y eventos por este tipo de productos.

4.- Establecimiento de sanciones

El Anteproyecto de Ley recogerá también un régimen de infracciones y sanciones en el que, además de tipificar las correspondientes conductas contrarias a la norma y asignarles la respectiva sanción, se identificarán los responsables, incluso en los supuestos de infracciones cometidas por menores, y se delimitarán claramente las competencias sancionadoras.

Las Comunidades Autónomas podrán destinar el importe de la recaudación de estas sanciones a la impartición de cursos y al desarrollo de programas de deshabituación tabáquica.

Más de 50.000 muertes al año

Para la Organización Mundial de la Salud el tabaquismo es una epidemia que constituye uno de los principales problemas de salud en el mundo. En España el tabaco provoca la muerte de más de 50.000 personas al año (lo que representa el 16 por 100 de todas las muertes entre mayores de 35 años), más que el SIDA, el alcohol, las drogas ilegales y los accidentes de tráfico juntos.

Además, el tabaquismo es la primera causa de enfermedad, invalidez y muerte evitable en España. De hecho, el consumo de tabaco está relacionado con más de 25 enfermedades, y es la causa principal del 90 por 100 de los casos de cáncer de pulmón y del 95 por 100 de los casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Es especialmente grave la tendencia creciente en mujeres del cáncer de pulmón.

La Organización Mundial de la Salud ha determinado también que el humo ambiental del tabaco debe ser considerado cancerígeno, especialmente en la población infantil con neumonías, bronquitis, otitis, asma, bajo peso del recién nacido y muerte súbita del lactante. Se considera que el 60 por 100 de los no fumadores son fumadores involuntarios o pasivos y, de hecho, el 1 por 100 de las muertes atribuibles al consumo de tabaco se producen entre estos últimos.

Además, el tabaco representa una enorme carga económica, según datos de la Unión Europea, entre 98.000 y 130.000 millones de euros al año, es decir, entre el 1,04 y el 1,39 por 100 del PIB. El Banco Mundial estima que el gasto sanitario por el tabaco oscila entre el 6 y el 15 por 100.

Tendencia del consumo de tabaco

Según la Encuesta Domiciliaria del Plan Nacional sobre Drogas, en el grupo de edad entre 15 y 64 años se está produciendo una ligera disminución del consumo entre los hombres. De hecho, se ha pasado del 42,8 por 100 en 1997 al 42 por 100 en 2003. Sin embargo, se ha producido un incremento entre las mujeres (ha pasado del 27,1 por 100 en el 97 al 31,3 por 100 en el 2003).

En la población adolescente, según la Encuesta Escolar sobre Drogas 2002, el 20,6 por 100 de los estudiantes de 14 a 18 años fuma diariamente. Las chicas presentan una prevalencia de consumo más alta que los chicos en todas las edades y a medida que aumenta la edad, aumenta el consumo. A la edad de 18 años fuma el 31,1 por 100 de los chicos y el 45,6 por 100 de las chicas.

Según datos de la Encuesta de Conductas de Salud en Escolares 2002-2003, la edad media de inicio en este hábito se sitúa en los 13,1 años, con un consumo medio diario de 7,4 cigarrillos. Los datos comparados muestran que, con el paso de los años, la edad de inicio es cada vez menor, lo que hace necesario redoblar los esfuerzos en las políticas de prevención.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2020

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana