Diario del Derecho. Edición de 19/11/2019
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 21/10/2019
 
 

El 10-N y la ciudadanía; por Antonio Garrigues Walker, jurista

21/10/2019
Compartir: 

El día 19 de octubre de 2019 se ha publicado, en el diario ABC, un artículo de Antonio Garrigues Walker en el cual el autor opina que podemos señalar un nuevo rumbo a la acción política y defender con éxito nuestras aspiraciones a una democracia más real.

EL 10-N Y LA CIUDADANÍA

¡Por fin! El estamento político se ha dado cuenta de que los ciudadanos no van a tolerar que antepongan sus juegos florales y sus frívolos distingos al interés general. Después de cuatro elecciones en cuatro años, han notado el rechazo profundo a su incapacidad para llegar a acuerdos de gobierno, despreciando así el ejemplo de prácticamente todos los países europeos y en concreto de Portugal, nuestro país vecino, que merecería más atención y cuidado del que le ofrecemos. Es un ejemplo admirable a pesar de la baja participación en los últimos comicios.

Ante este rechazo, y en concreto ante el riesgo de una abstención masiva, todos ellos hablan ahora de que están dispuestos, siempre con algún “matiz”, a llegar a acuerdos que favorezcan la estabilidad política. Son conscientes de que un nuevo bloqueo, seguido de elecciones, generaría un auténtico escándalo social y un descrédito absoluto de todos los partidos con consecuencias imprevisibles. Han visto con claridad que se estaban jugando su protagonismo y, de paso, todos sus privilegios y prebendas. Han tenido que reaccionar a escape.

Es, por lo tanto, muy probable que tengamos gobierno después del 10-N, aunque para ello tendremos que vivir todavía el curioso debate sobre si se trata de sillones o de podencos y cualquier otro que su inagotable ingenio ponga en marcha. Demos pues por seguro que, en ausencia de mayorías absolutas, antes de la formación de un gobierno, deberemos soportar muchos diálogos de sordos y componendas de todo género. Habrá que tener una larga paciencia y un amplio sentido de la tolerancia.

Pero el objetivo de esta reflexión no es solamente una advertencia o una crítica, un tanto exagerada para hacerla más visible, del mundo político. Es sobre todo la constatación de un importante éxito de la sociedad civil, que con su reacción está forzando a un comportamiento más digno y más responsable de nuestros representantes públicos.

Ello debe servirnos de estímulo. España tiene una sociedad civil pobre. Nuestra ciudadanía sigue teniendo reflejos inconscientes de dependencia, de necesidad y aún de temor hacia un Estado y unos gobernantes que hacen muy poco para mitigar estos reflejos y que a veces los potencian con la idea -bastante exacta, desgraciadamente- de que el miedo al poder es un arma eficaz para mantenerse en él.

Pero poco a poco las cosas están cambiando. Lo estamos viendo a escala española e incluso a nivel global, donde los individuos se organizan para luchar en defensa del cambio climático y en contra del crecimiento de las desigualdades económicas.

Mantengamos este espíritu. No somos una sociedad extenuada e indefensa. Podemos señalar un nuevo rumbo a la acción política y defender con éxito nuestras aspiraciones a una democracia más real, más profunda, más transformadora. Será bueno que los que mandan tomen nota.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2019

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana