Diario del Derecho. Edición de 17/10/2019
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 17/04/2019
 
 

La democracia de los muertos; por Rafael Navarro Valls, catedrático, académico y Presidente de las Academias Jurídicas Iberoamericanas

17/04/2019
Compartir: 

El día 16 de abril de 2019 se ha publicado, en el diario El Mundo, un artículo de Rafael Navarro Valls en el cual el autor opina que la cultura europea, y la occidental por extensión, son la "democracia de los muertos" de la que hablaba Chesterton, es decir, la tradición hebreo cristiana, de la que Notre Dame es uno de sus templos más importantes.

LA DEMOCRACIA DE LOS MUERTOS

La repercusión del incendio de Notre Dame ha sido universal. Todos los gobiernos del mundo han hecho consideraciones luctuosas sobre lo que el incendio supone para la civilización occidental. Los medios de difusión del mundo entero se han condolido del desastre.

Hasta Charlie Hebdo, el semanario satírico francés, ha adelantado su número semanal, dedicándolo al incendio. Esto es lo que ha manifestado Putin: "Notre Dame es un símbolo histórico de Francia y un tesoro inestimable de la cultura europea y mundial, y uno de los lugares de culto cristianos más importantes. La tragedia es un inmenso dolor en el corazón de los rusos". Y así sucesivamente desde Merkel a Trump, pasando por May, Trudeau, Juncker o Donald Tusk

Algunos -directa o indirectamente- han traído al recuerdo el inicio de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea: "Consciente de su patrimonio espiritual y moral, la Unión está fundada sobre los valores indivisibles y universales de la dignidad humana, la libertad, la igualdad y la solidaridad..."

¿Cuál es ese "patrimonio espiritual y moral", del cual Europa trae su propio origen? Tras el incendio de Notre Dame y las reacciones a su alrededor, planea esta observación de T.S.Elliot: "La fuerza dominante en la creación de una cultura común es la religión. Un europeo puede no creer en la verdad de la fe cristiana, y sin embargo buena parte de lo que dice, piensa y crea, nace de la herencia cultural cristiana".

No hace mucho dos filólogos americanos han recogido hasta 164 acepciones diversas de la voz cultura. Entre ellas me quedo con la de Italo Calvino: "...Nuestra cultura es aquel rumor de fondo que persiste, incluso allí donde se impone una actualidad incompatible". Desde mi punto de vista, ese "rumor de fondo" es la "democracia de los muertos", es decir, la tradición hebreo cristiana de la que hablaba Chesterton.

Estoy hablando de cultura europea, pero es extrapolable a toda la cultura occidental, no solo a la América latina sino también a la América protestante. El trasplante produjo aquí también sus frutos, ya que dio origen a la primera democracia moderna (Estados Unidos).

La cultura occidental -con base en la europea- ahonda sus raíces, como se ha dicho, sobre tres colinas: la Acrópolis, el Capitolio y el Gólgota. Los occidentales pensamos con categorías griegas; los esquemas jurídicos romanos nos son consustanciales, pero el substrato ideológico y ético que impregna el pensamiento y el derecho es de base cristiana.

De ahí la conmoción que el incendio de la catedral de Notre Dame ha producido en la opinión pública mundial.

Comentarios - 1 Escribir comentario

#1

Ni una referencia a un hecho básico: todos los edificios religiosos anteriores a 1905 son propiedaddel Estado frances, es decir, de todos los franceses. En España la realidad ¿legal? es la contraria, sobre todo tras las inmatriculaciones de "mala fe" (art. 7.1 CC) - 30 € por la mezquita de córdoba - ejecutada por la jerarquia eclesiástica española. Es vano negar el fundamento grecolatino y europeo de nuestra trradicion, reivindicándola de cristiana, cuando éstas se apropió, previo "bautizo", de las festividades religiosas de esos pueblos y de la propia cultura grecolatina. Esa tradicion precristiana se recuperó durante el renacimiento y en el siglo de las luces fue el germen de la democracia que tardo dos siglos en incorporar a todas las personas la margen de su origen social (esclavos y pobres) y su sexo (varones y mujeres) acabando con el aropello a la libertad individual propia del catolicismo, del msulmanismo y del calvinismo, etc.m que predican la sumisión ilegalizando hasta la libertad de opinión. El mundo actual progresa en la medida que promueve la libertad indvidual. Por eso es tan peligroso este renacimiento político de los que pretenden reprimirla recuperando viejas tradiciones de los sectores más reaccionarios de todas las religiones.

Escrito el 17/04/2019 14:09:05 por Alfonso J. Vázquez Responder Es ofensivo Me gusta (0)

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2019

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana