Diario del Derecho. Edición de 12/12/2018
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 29/11/2018
 
 

Audiencia de Jaén

Condenado en Jaén a dos años de cárcel por apropiarse de más de 90.000 euros de una compañía aseguradora

29/11/2018
Compartir: 

La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha condenado a dos años de cárcel a un mediador de seguros, J.M.V.S., de 49 años, por apropiarse de 90.000 euros en concepto de importes cobrados y no reembolsados a la empresa aseguradora que le tenía contratados sus servicios.

JAÉN, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Además de la pena de prisión como autor de un delito de apropiación indebida, la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press le condena al pago de una multa de 1.440 euros y a indemnizar a la compañía aseguradora en 90.716 euros. Asimismo, se le condena a abonar el 50 por ciento de las costas procesales, incluidas las de la acusación particular.

El tribunal le absuelve del delito de estafa por el que había sido acusado desde Fiscalía y la acusación particular por entender que "en la conducta del agente acusado no consideramos que concurrieran los elementos típicos del delito de estafa". En lo que respecta a la condena, la sentencia reconoce como hechos probados que el acusado suscribió con la compañía aseguradora un reconocimiento de deuda por 89.103 euros, al que no hizo frente.

"En el reconocimiento de deuda reconoce que había destinado a usos propios el dinero que tenía en su poder correspondiente al cobro de primas", dice la sentencia. Añade que en el caso juzgado "no estamos ante un mero uso indebido del dinero por parte del agente, sino ante una incorporación definitiva del mismo a su patrimonio, no existiendo voluntad alguna de reintegro".

El Ministerio Fiscal le había acusado de dejar de ingresar el importe de las primas que recibía directamente de los asegurados, haciendo un uso privado de los mismos, al tiempo que supuestamente los daba por pagados frente a la compañía para seguir generándose comisiones a su favor.

El acusado, desde enero de 2007 y hasta finales de 2011, estaba facultado en nombre de una gran compañía aseguradora para concertar contratos de seguro en la modalidad conocida como seguros de flota, así como de su renovación y del cobro de los recibos de aquellos asegurados que no tuvieran domiciliados los pagos.

Hay un total de 33 personas afectadas por esta práctica que se llevaba a cabo desde la oficina del acusado situada en el municipio jiennense de La Carolina. A todos los afectados se les hizo creer que sus seguros estaban en vigor cuando en realidad la compañía aseguradora procedió a su anulación por falta de pago de la prima.

Durante el juicio celebrado los pasados 12 y 13 de noviembre, el acusado rechazó los cargos e incidió en que ni él ni el personal que estaba a su cargo "éramos una cuadrilla de sinvergüenzas apostados detrás de una mata con un trabuco". Argumentó que al año tramitaba unas 300 pólizas cabeceras de flota lo que suponía unos 2.000 movimientos de alta y baja respecto a los vehículos que se incluían en dichas pólizas. Por eso, señaló que 33 es un número "insignificante".

Añadió que aquellos recibos de pólizas que se domiciliaron en su cuenta particular y no en la sociedad que administraba fueron algo "excepcional" porque "no era una práctica habitual".

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2018

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana