Diario del Derecho. Edición de 18/10/2018
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 16/05/2018
 
 

Los “opinionated”; por Santiago González-Varas, catedrático de Derecho Administrativo

16/05/2018
Compartir: 

El día 15 de mayo de 2018 se ha publicado, en el diario La Razón, un artículo de Santiago González-Varas, en el cual el autor considera que para emitir una opinión fundada en Derecho, o veredicto, hay que saber mucho Derecho, examinar los hechos, subsumirlos en la norma aplicable y estudiar la doctrina y la jurisprudencia.

LOS “OPINIONATED”

Los juicios penales tienen una técnica jurídica compleja, en especial los delitos sexuales. Para emitir una opinión fundada en Derecho, o veredicto, hay que saber mucho Derecho, examinar los hechos, subsumirlos en la norma aplicable y estudiar la doctrina y la jurisprudencia.

Y la verdad es que me quito el sombrero con profunda admiración ante tanta gente que, por contrapartida, no necesita estudiar (y ni siquiera tiempo) para emitir un juicio fundado en Derecho. La verdad, admiro profundamente con qué facilidad se emite un veredicto. Yo, en cambio, he de confesar, con cierto complejo, que pese que llevo toda la vida en esto del Derecho con doctorados y libros y casos, no tengo nunca tan claras las cosas. No obstante, espero algún día llegar a ese nivel de destreza en el Derecho que tienen en cambio miles de personas. Todo es aprender y mejorar para llegar a ese nivel. En vez de una sentencia, pancarta. En vez de catorce días haciendo un dictamen, tengo que conseguir hacerlo en dos horas. Tanto estudiar, la verdad, cuando todo es más sencillo: rotulador, letrero, calle y altavoz. En nuestro mundo, los “opinionated”, muchos opinan y pocos estudian (o si se estudia, es con veredicto predeterminado). De aquellos años en que había que animar las opiniones, hemos pasado al extremo opuesto: demasiado razonamiento (si llega) y poco fundamento. Es un fenómeno global, si bien acaso acentuado en nuestro país. Voy a contar, en un par de líneas, mi experiencia personal sobre todo esto, por si auxilia: en materia penal he tenido que intervenir en un par de casos mediáticos de alta política (en la parte central del litigio, que era Derecho administrativo, de contratación pública o urbanismo). Y mi sorpresa sinceramente ha sido en todos los casos (hasta la fecha) mayúscula cuando tuve ocasión de adentrarme en las entrañas más profundas del asunto: ¡no había nada consistente! Y, sin embargo, qué ruido.

Haciendo un poco de filosofía o sociología me pregunto desapasionadamente ¿cómo se explica todo este fenómeno, racionalmente tan singular? Pues bien, llego a la conclusión de que la explicación de todo esto está en “claves de poder”. Lo que se aprecia es gente que está en el poder y otros que ansían el poder. Es decir, lo que hay es unos que están en el poder y otros que quieren quitar a esos para ponerse ellos. La manada no es un caso aislado: hay toda una corriente que, al parecer, piensa que argumentando en contra del prestigio de las instituciones y de España en general como país, pueden conseguir el poder, es decir, votos. El gran maestro en el oficio es Puigdemont, que lo ejerce con mérito indiscutible, como es ya de notorio conocimiento, y esperemos a ver si no termina recibiendo un premio. Así pues, finalmente los propios jueces se ven envueltos en todo este enredo. El otro día se llegaba a argumentar en televisión que, como en España no había condenas a jueces, y como esto estadísticamente era un imposible, es que algo olía mal. La verdad es que el argumento suena a chiste y es tan pueril que no merece ni contestación. Por cierto, he de decir que en los repertorios de jurisprudencia hay muchas sentencias de condenas a jueces en sede contencioso-administrativa, que revelan juicios a veces demasiado severos en mi opinión. Es decir, más bien es al contrario de lo que se dice. Pero entonces se dirá que, si existen tales condenas, será por algo. Los “opinionated” están movidos por intereses políticos y las razones de poco valen. Todo se politiza.

Por supuesto que hay sentencias mejores y peores. Sentencias que aciertan y sentencias que son un bodrio. Todos los días lo vemos y lo experimentamos. Y lo suyo es que una parte procesal resulte más insatisfecha que la otra. Pero una cosa es que esto sea así y que no pueda ser de otra forma (ya que los veredictos son humanos) y otra cosa es que vengan los opinionated a proponer un sistema alternativo basado en la justicia popular y en el desprestigio de las instituciones como medio de alcanzar el poder por esta vía. Sería preferible evitar el puro espectáculo. Ciertamente, para circos el Coliseo, ¡eso sí que eran circos y no estos de ahora!

Comentarios - 1 Escribir comentario

#1

Ciertamente la ignorancia y la falta de reflexion suele ir parejas con la precipitacion y la radicalidad en la expresión de las propias opiniones.
Un micrófono, no digamos una cámara de televisión, son una excelente oportunidad para decir lo primero que a uno se le ocurre; por eso es un problema de profesionalidad de los periodistas no elegir a badulaques para que opinen ni convertir en tertulianos a gente que insulta y desprecia al otro
Pero si las sentencias meditadas de profesionales que se presumen competentes no son entendidas por el pueblo, de donde emana la justicia, quiere decir que, por lo menos, tenemos un problema de comunicación. También lo es que algunas sentencias sean increíbles cuando uno lee "el razonameinto" y, en cuaquieer caso, ningún juez es infalible.
Pero si el que tiene derecho a la tutela judicial efectiva siente que la justicia que se imparte no le protege, es un síntoma de que algo no funciona bien.
La justicia no es solo un asunto técnico de jueces; lo es de los justiciables.

Escrito el 17/05/2018 7:20:57 por Alfonso J. Vázquez Responder Es ofensivo Me gusta (1)

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

  1. Actualidad: El Tribunal Supremo establece que es el banco y no el cliente quien debe pagar el impuesto de las hipotecas
  2. Estudios y Comentarios: Contra el poder de disolución. A la memoria de Manolo Terol; por Agustín Ruiz Robledo, Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Granada
  3. Tribunal Supremo: El TS reitera que, para determinar el importe de la indemnización por despido improcedente, debe computar todo el tiempo de servicio en la misma empresa siempre que no haya habido una interrupción significativa de la relación laboral
  4. Tribunal Supremo: Tiene la consideración de accidente de trabajo “in itinere” el sufrido por una trabajadora en un autobús, cuando se dirigía a su domicilio después de trabajar, aunque antes parase menos de una hora para hacer unas compras
  5. Legislación: Subvenciones para el colectivo de personas de 45 o más años de edad desempleadas de larga duración
  6. Actualidad: El TC avala la obligación de los abogados a prestar asistencia en el turno de oficio
  7. Agenda: Congreso Internacional de Derecho Civil. 8.º Centenario de la Universidad de Salamanca
  8. Tribunal Supremo: El TS se pronuncia por primera vez sobre si cualquier cláusula de delimitación temporal del seguro de responsabilidad civil debe o no cumplir, a la vez, los requisitos de las de futuro y de las retrospectivas o de pasado, regulada en el art. 73 de la LCS
  9. Actualidad: El TS incide en que se pueden adoptar medidas de intervención económica amparadas en el FLA y sin el "paraguas" del 155
  10. Legislación: Registro de funcionarios habilitados en el ámbito de la Universidad de Burgos

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2018

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana