Diario del Derecho. Edición de 22/10/2019
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 10/10/2019
 
 

AN

La Audiencia Nacional investiga el supuesto espionaje a Julian Assange por parte de una empresa española

10/10/2019
Compartir: 

El magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata está investigando el supuesto espionaje al fundador de Wikileaks, Julian Assange, mientras se encontraba asilado en la Embajada de Ecuador en Londres por parte de la empresa radicada en Cádiz Undercover Global, la cual prestaba servicios de seguridad en la legación diplomática.

El gerente de la sociedad fue detenido y puesto en libertad con medidas cautelares

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata está investigando el supuesto espionaje al fundador de Wikileaks, Julian Assange, mientras se encontraba asilado en la Embajada de Ecuador en Londres por parte de la empresa radicada en Cádiz Undercover Global, la cual prestaba servicios de seguridad en la legación diplomática.

Fue el propio Assange el que presentó la querella contra la compañía y su gerente, David Morales Guillén, quien ya fue detenido y prestó declaración ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, José de la Mata, quien acordó su puesta en libertad con medidas cautelares, entre ellas comparecencias en el juzgado más cercano dos veces por semana y prohibición de salir de España.

En el auto en el que se admitió a trámite la querella, fechado el pasado 7 de agosto, el magistrado señala que el escrito de Assange se describen una serie de actividades llevadas a cabo por el gerente de la empresa gaditana "consistentes en la invasión de la intimidad de Assange y sus abogados mediante la instalación de micrófonos ocultos y otros medios en la Embajada de Ecuador en Londres, sin consentimiento de los afectados".

Según la querella, la información obtenida "habría sido entregada" de forma "ilícita" y "sistemática" a terceras personas o instituciones, entre las que menciona autoridades de la propia República de Ecuador y agentes de Estados Unidos.

De la Mata admite la competencia de la Audiencia Nacional para instruir los hechos al ser presuntos delitos cometidos por un español en el extranjero. Tanto Morales Guillén como UC Global están siendo investigados por delitos contra la intimidad y el secreto de las comunicaciones abogado-cliente, cohecho y blanqueo de capitales.

20.000 EUROS AL MES

Según la querella, en la sede de la empresa en Jerez de la Frontera se recibía mensualmente a la responsable de seguridad de la legación diplomática ecuatoriana. Assange asegura que Morales Guillén le habría estado pagando cada mes 20.000 euros para evitar que hiciera reportes negativos sobre UC Global que conllevaran la rescisión del contrato.

Las funciones de la compañía consistían en "garantizzar todo el perímetro de seguridad del inmueble, estableciendo personal físico en el acceso de la legación que se desplazó a las dependencias para cumplir con turnos de vigilancia diaria y permanente", siempre según la querella.

Además, el fundador de Wikileaks denuncia que el gerente de UC Global "aparentemente experimentó un incremento patrimonial notable y que pudo adquirir una vivienda de elevado valor así como coches de alta gama.

Según la querella, los letrados de Assange preguntaron a los operadores de la empresa española si las reuniones con su cliente eran confidenciales, a lo que UC Global siempre respondió que las cámaras de seguridad no grababan audio, pero "la realidad es que se registraron todas las conversaciones mantenidas por el asilado con su defensa, grabando todos los pormenores".

Asimismo, Assange denuncia que Morales Guillén pretendía abrir dos canales de streaming para el acceso online al interior de la Embajada, uno oficial para Ecuador y otro para "los amigos de Estados Unidos", al margen de un canal para UC Global. En enero de 2018, el gerente pidió a uno de sus técnicos instalar micrófonos, incluso en un baño de señoras de la legación, donde Assange mantenía muchas de sus reuniones para garantizar la confidencialidad, añade el querellante.

HUELLAS DACTILARES Y HECES DE UN BEBÉ

Otros medios del presunto espionaje relatados en la querella es la toma de las huellas dactilares del propio Assange, que la empresa habría extraído de un vaso. Incluso, llega a denunciar que Morales Guillén pidió a su personal que robara el pañal de un bebé para hacer una prueba de ADN con sus heces, a efectos de acreditar si se trataba de un hijo del asilado.

Es más, Assange denuncia que Morales Guillén habría ordenado también seguimientos al coordinador de su defensa, el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, también en las reuniones que mantuvo con el que fuera presidente ecuatoriano Rafael Correa.

Toda la documentación obtenida por UC Global, añade la querella, llegaba a Estados Unidos por dos canales: por un lado, informes diarios de los operarios de la Embajada y, por otro, grabaciones en discos duros de las cámaras y micrófonos que se extraían cada 15 días.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2019

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana