Diario del Derecho. Edición de 15/11/2018
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 23/01/2015
 
 

Una liebre electoral inesperada; por José M. de Areilza

23/01/2015
Compartir: 

El día 23 de enero de 2015, se ha publicado en el diario ABC, un artículo de José M. de Areilza, en el cual el autor opina que Obama ha sorteado la mayor recesión desde Roosevelt, protegido la igualdad y el seguro sanitario.

AObama le van muy bien las cosas para ser un “pato cojo”: el país crece a buen ritmo, apoyado en las nuevas reservas energéticas, y el desempleo se ha reducido a un envidiable seis por ciento. La recuperación económica no se atribuye solo a la política de la Casa Blanca, pero el clima de optimismo levanta los índices de popularidad del Presidente.

Ayer en una visita a la republicana Kansas, Obama disfrutaba una vez más haciendo campaña, quitándose la chaqueta y arremangado. Volvió sobre el motivo central de su discurso anual del Estado de la Unión, el impulso político a las clases medias, con medidas en pro de la igualdad de oportunidades y la movilidad social. Está claro que con un poder legislativo en manos de la oposición no conseguirá las reformas fiscales que promete, pero es consciente de que así marca el camino a su partido en las elecciones de 2016. Su estrategia no renuncia, además, a tratar de inspirar a las legislaturas estatales para que adopten reformas con una visión social.

Su relato doméstico se sustenta ya en cuatro vectores: haber sorteado la mayor recesión desde Roosevelt, protegido la igualdad, el seguro sanitario y el reconocimiento a la inmigración asentada y con trabajo. En política exterior, la insospechada apertura a Cuba y un calculado realismo en todo lo demás, para alejar dos guerras muy impopulares en el electorado. Se trata de una “diplomacia paciente”, que bebe en la tradición del pragmatismo norteamericano y ahora tiene la oportunidad de cerrar los dos pactos pendientes de libre comercio con los socios de la UE y Asia.

En su etapa final, Obama vuelve a vender un “país” y un cierto sueño de redención. Hillary Clinton, la candidata preferida de los mandarines demócratas, no ha tenido más remedio que apuntarse con un tweet y sin mucho entusiasmo a este giro “pro Estado” de un pr es i dente e n buena forma, pero que él ya no tendrá que negociar y pagar.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2018

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana