Diario del Derecho. Edición de 11/12/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 19/12/2012
 
 

ETA

El Supremo confirma la condena a 81 años de cárcel para el etarra 'Mobutu' por asesinar a tres guardias civiles

19/12/2012
Compartir: 

El etarra Félix Alberto López de la Calle disparó a los agentes durante una prueba ciclista en Salvatierra (Álava)

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 81 años de cárcel impuesta al etarra Félix Alberto López de la Calle Gauna, alias 'Mobutu', a 81 años de cárcel por participar en el atentado que costó la vida a tres agentes de la Guardia Civil el 4 de octubre de 1980, durante una prueba ciclista celebrada en Salvatierra (Álava).

La Sala de lo Penal ha desestimado el recurso que ha interpuesto López de la Calle contra la sentencia dictada el pasado mayo por la Audiencia Nacional que le imponía tres penas de 27 años de cárcel por cada uno de los asesinatos terroristas y le obligaba a indemnizar con entre 270.000 y 390.000 euros a los familiares de los agentes Avelino Palma Brioa y Ángel Prado Mella y el cabo primero José Vázquez Platas, que fueron tiroteados desde un Simca 1200.

El alto tribunal ha rechazado la prescripción de los delitos, que reclamaba la defensa, al alegar que el plazo de 20 años no se interrumpió por el auto de prisión provisional dictado en el año 2000 contra el acusado al tratarse de un acto "sustancial" que revela "una activación del proceso" que impide estimar una posible paralización. "Es claro que no habían transcurrido veinte años cuando se interrumpió el plazo de prescripción", agrega.

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Alberto Jorge Barreiro, también se opone a aplicar la atenuante de dilaciones indebidas puesto que la "evidente" demora del proceso "se debió fundamentalmente a que el acusado huyó de la Justicia española y también de la francesa" y no quedó a disposición del juzgado de instrucción hasta fechas "relativamente" recientes.

El Tribunal Supremo también defiende la validez de las declaraciones de un coimputado y de varios testigos que fueron prestadas ante el juez de Instrucción y con asistencia letrada. Asimismo, avala la regularidad y legalidad de la prueba lofoscópica ratificada en el juicio y niega que concurriera indefensión por la denegación de un documento con contenido pericial aportado por la defensa al inicio de la vista.

La defensa se apoyó en el voto particular que formuló la magistrada de la Audiencia Clara Bayarri en el que negaba la validez de varias declaraciones porque fueron realizadas "al amparo de la denominada ley antiterrorista, con incomunicación gubernativa y sin efectiva asistencia de letrado".

La representación de 'Mobutu' afirmó en una vista celebrada ante la Sala que las declaraciones inculpatorias no se vieron corroboradas con los informes periciales ni con la huella encontrada en el vehículo desde el que se disparó.

DISPAROS A LOS AGENTES

La Audiencia Nacional consideró probado que éste etarra, Ignacio Aracama Mendía, 'Makario', y el ya fallecido Miguel Lopetegui Larrate, "decidieron dar muerte a miembros de la Guardia Civil que iban a dar protección y ordenar el tráfico" en la carrera siguiendo "las directrices de ETA".

Una hora antes del comienzo de la prueba, 'Mobutu' y los otros miembros del 'comando' se dirigieron hacia los agentes y "de forma sorpresiva, a fin de evitar cualquier reacción defensiva" por su parte, les dispararon "varias veces" en la cabeza y el tronco, causándoles la muerte.

Tras el atentado, los etarras huyeron en el citado vehículo y se dirigieron hacia el puerto de Opacua, donde lo abandonaron en el camino de Vicuña de Alegría (Álava). Después se escondieron en un caserío pudiendo así "escapar de la acción de la justicia".

En la sentencia, dictada el pasado mayo, el tribunal valoraba como principales pruebas la declaración del acusado y de los etarras María Luisa Guenetxea y Soledad Iparaguirre, 'Anboto', en cuya casa se alojaron tras la acción criminal, y el hallazgo de una huella de 'Mobutu' en el vehículo con el que se perpetró el atentado.

Durante el juicio, que se celebró el pasado 19 de abril, dos días después de que el Gobierno de Argentina anunciara la nacionalización de la petrolera YPF, propiedad de Repsol, el etarra lució una camiseta albiceleste debajo de una sudadera de color verde, aunque no hizo ningún comentario sobre este asunto.

Tras negarse a contestar a las preguntas formuladas por el fiscal y el resto de acusaciones, 'Mobutu' se limitó a decir que es "militante de ETA" y "acepta" todas sus "acciones" aunque en 1980 se encontraba en Francia y, por tanto, no participó en este atentado. En su última palabra añadió: "¡Gora Euskal Herria askatuta! (viva Euskal Herria libre)".

Noticias Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana