Diario del Derecho. Edición de 21/11/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 22/11/2012
 
 

Lo que está en juego; por José M. de Areilza

22/11/2012
Compartir: 

El día 22 de noviembre de 2012, se ha publicado en el diario ABC, un artículo de en el cual el autor considera que no existe un derecho de secesión de un territorio español conforme al Derecho Internacional Público, al formar parte Cataluña de una democracia avanzada en la que los derechos fundamentales están plenamente protegidos y gozar como nacionalidad de un alto grado de reconocimiento y de autonomía.

LO QUE ESTÁ EN JUEGO

El domingo los catalanes están llamados de nuevo a las urnas, pero en unas elecciones cuyo rumor de fondo murmura la independencia de la comunidad autónoma y su porvenir como Estado la Unión Europea. Esta operación nacionalista de secesión y permanencia en la UE tiene problemas fundamentales desde un punto de vista internacional y europeo. No existe un derecho de secesión de este territorio español conforme al Derecho Internacional Público, al formar parte Cataluña de una democracia avanzada en la que los derechos fundamentales están plenamente protegidos y gozar como nacionalidad de un alto grado de reconocimiento y de autonomía.

El sujeto político que se autodeterminaría es otro problema político y jurídico esencial, porque la ruptura de la nación histórica española debería en todo caso ser una decisión del conjunto de los españoles, que no tiene tal apetito suicida. Desde un punto de vista comunitario, la Unión contiene en sus principios, valores y reglas básicas un verdadero régimen anti-secesión. El proyecto europeo está pensado para unir, hacer compatibles las identidades y reconocer en el plano ético al “Otro”, sin querer asimilarlo ni discriminarlo. Exige solidaridad y lealtad en los distintos niveles de toma de decisión y, por eso, no es genuinamente europeísta que una parte de un Estado miembro promueva su independencia frente la necesidad de resolver diferencias y de gestionar una interdependencia profunda en la que todos ganen, la clave de la integración según los “founding fathers”.

Sobre todo, lo que los nacionalistas llaman “ampliación interna”, la suposición de que su territorio escindido se convertirá automáticamente en miembro de la UE, carece de fundamento alguno en los tratados europeos ni en la práctica institucional. Dicho territorio debería primero conseguir el reconocimiento internacional como nuevo Estado y luego comenzar el largo peregrinaje para reingresar en la UE, un camino repleto de vetos y de condiciones muy exigentes. Fuera de la Unión hace mucho frío y convendría recordarlo para que nadie se lleve a engaño.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana