Diario del Derecho. Edición de 26/09/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 19/03/2013
 
 

Bien Inmaterial de Relevancia Local

19/03/2013
Compartir: 

Orden 11/2013, de 8 de marzo, de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, por la que se declara Bien Inmaterial de Relevancia Local, el Cant de la Sibil•la de Gandia (DOCV de 15 de marzo de 2013). Texto completo.

ORDEN 11/2013, DE 8 DE MARZO, DE LA CONSELLERIA DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE, POR LA QUE SE DECLARA BIEN INMATERIAL DE RELEVANCIA LOCAL, EL CANT DE LA SIBIL·LA DE GANDIA.

Los artículos 15 Vínculo a legislación y 55 Vínculo a legislación de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, establecen que se incluirán en la sección quinta del Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano, con la clasificación de Bienes Inmateriales de Relevancia Local, aquellas creaciones, conocimientos, prácticas, técnicas, usos y actividades más representativas y valiosas de la cultura y las formas de vida tradicionales valencianas. Igualmente se incluirán los bienes inmateriales que sean expresiones de las tradiciones del pueblo valenciano en sus manifestaciones musicales, artísticas, gastronómicas o de ocio, y en especial aquellas que han sido objeto de transmisión oral y las que mantienen y potencian el uso del valenciano.

Vista la solicitud formulada por el Ayuntamiento de Gandia y el informe emitido por el Servicio de Patrimonio Cultural favorable a la incoación del expediente de declaración de Bien Inmaterial de Relevancia Local, a favor del Cant de la Sibil·la de Gandia.

En uso de las facultades que confiere el artículo 56 Vínculo a legislación de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, y el Decreto 179/2012, de 14 de diciembre Vínculo a legislación, del Consell, por el que se establece la estructura orgánica básica de la Presidencia y de las consellerias de la Generalitat, ORDENO

Primero

Se declara como Bien Inmaterial de Relevancia Local el Cant de la Sibil·la de Gandia.

Segundo

En atención a lo dispuesto por lo dispuesto en el artículo 56 Vínculo a legislación de la Ley de la Generalitat Valenciana 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, se determinan los valores del bien que justifican su declaración, se describen los detalles que permiten su precisa identificación, y se definen el ámbito espacial y temporal en el anexo que se adjunta a la presente resolución.

Tercero

El Ayuntamiento de Gandia velará por el normal desarrollo y la pervivencia de esta manifestación cultural y tutelará la conservación de sus valores consuetudinarios y tradicionales. Cualquier cambio que exceda del normal desarrollo de los elementos descritos en el anexo deberá comunicarse a la dirección general competente en materia de patrimonio cultural, para, en su caso, autorización administrativa.

La Generalitat y el Ayuntamiento de Gandia fomentarán la difusión pública de este bien y garantizarán su estudio y documentación con criterios científicos y con incorporación de los testimonios disponibles a soportes materiales que garanticen su pervivencia.

DISPOSICIÓN ADICIONAL Única. Inscripción en el Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano

La presente declaración queda inscrita en la sección quinta del Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano.

DISPOSICIÓN FINAL Única

La presente orden surtirá efectos desde el día siguiente de su publicación en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana.

ANEXO

Introducción

El canto de la Sibila es un canto profético que antiguamente se escenificaba la noche de Navidad, exactamente durante los maitines, y fue una de las dramatizaciones medievales del ciclo de Navidad que más enraizaron en la Península, y en la Corona de Aragón después de la conquista de Jaume I. La versión más antigua que se conserva en nuestra lengua es la de un cantorale mallorquín de inicios del siglo XV y así se representaba hasta su casi abolición sugerida por el concilio de Trento en 1545-1563, a raíz de la cual se pretendía prohibir esta forma de manifestaciones extralitúrgicas. En toda Mallorca y en L’Alguer (Cerdeña), este canto constituye una tradición ininterrumpida desde la baja edad media hasta nuestros días, ya que sobrevivió a esta prohibición del concilio, mientras que en nuestro territorio si que se dejó de realizar.

Sabemos con certeza que se escenificaba en la catedral de Valencia y en la colegiata de Gandia, y posiblemente en muchos más templos de las diócesis valencianas.

Se creía que las sibilas eran mujeres inspiradas por los dioses, siempre vírgenes, de temperamento áspero y profetisas. Se comienza a hablar de ellas hacia el siglo V antes de Cristo y gozaron bien pronto de una gran popularidad. Es la sibila Eritrea la que nos anuncia el día del juicio final y la venida de Cristo.

Son muchas las versiones que hoy se conservan del canto de la Sibila, fruto de la transmisión oral y la falta de manuscritos que han hecho que a lo largo de los siglos los textos más antiguos en lengua vulgar hayan sufrido muchas modificaciones. Muchos investigadores han encontrado una vinculación directa entre el Cançoner de Gandia y la dramaturgia del canto valenciano de la Sibila.

De entre las composiciones que encontramos en el Cançoner de Gandia, destacan los salmos y, por el interés y la singularidad, las canciones de Navidad, los cánticos y dos piezas polifónicas sobre el canto de la Sibila. Todo esto en un contexto donde se emulan las antiguas representaciones renacentistas que tienen lugar a los maitines de Navidad, justo antes de la misa del gallo. Por todo esto, Carles Magraner ha recuperado este canto dentro de la colección de música religiosa que durante mucho tiempo se han creado y guardado en la colegiata de Gandia. El Cançoner de Gandia y la paraliturgia del canto de la Sibila se conservan en un manuscrito guardado en la Biblioteca de Cataluña, pero procedente del archivo de la colegiata de Gandia.

El Cançoner de Gandia contiene una magnífica polifonía en latín de alabanza a la Virgen María así como villancicos en castellano y valenciano, de aspecto renacentista. Asimismo, existe un introitus de Navidad, Puer natus est nobis, que nos anuncia el nacimiento del Salvador.

En este contexto que aparece la Sibila, nos recuerda a todos, en medio de la gran alegría, el día del juicio final, que se realizará sobre buenos y malos, es decir, sobre los fieles al Rey y Juez Universal, cuya llegada era anunciada desde la fiesta de su nacimiento en la condición humana. Acabando el canto de la Sibila se interpreta un motete que narra el inicio del evangelio según san Mateo, unos villancicos populares de alabanza y el tedeum. Estas obras se conservan correlativas al Cançoner de Gandia.

Desde 1979, la comunidad de los padres escolapios de Gandia y, particularmente, el padre Vicent Faus, recuperaron la celebración del canto en el marco de la misa del gallo en la ermita de Santa Ana, con sus componentes poéticos y parateatrales. La versión utilizada procedía de un breviario de la catedral de Valencia de 1533 y ha estado adaptada para la ermita de Santa Ana por Salvador Pla Faus, el mismo año de 1979. La partitura se ha atribuido al maestro Cárceres i Alonso (siglo XVI).

El pleno del Ayuntamiento de Gandia celebrado el 1 de septiembre de 1988 decidió aprobar un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y los padres escolapios para la prestación de servicios públicos en la ermita de Santa Ana, entre los cuales estaba prevista la celebración de actos culturales. En el convenio firmado el 5 de septiembre de 1988 se reconocía la ingente tarea social, religiosa y cultural de la Escuela Pía.

Es destacable el hecho de que el canto de la Sibila en Mallorca, donde siempre se ha mantenido, fue declarado e incorporado a la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad el 16 de noviembre de 2010, y previamente declarado Bien de Interés Cultural por el Consell Insular de Mallorca en 2004.

Sin duda, el canto de la Sibila es uno de los ejemplos de folclore religioso medieval, del cual quedan escasas muestras en nuestro entorno cultural. Por tanto, la reintroducción del mismo, desde 1979 en Gandia, ya que no se realizaba en nuestro territorio desde finales del siglo XVI, ha servido como inicio y punto de partida en la recuperación de este fenómeno singular y relevante de nuestra antigua tradición musical, que incluso recientemente se va incorporando en otras poblaciones, y por tanto, es merecedor de su protección como indica la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano Vínculo a legislación.

Exposición de motivos:

- La conservación y potenciación de una antigua tradición y celebración recuperada, hoy declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

- El reconocimiento de la tarea de recuperación y reposición de las actividades religiosas y culturales de la orden escolapia en la ermita de santa Ana, gracias a la larga colaboración entre la institución municipal y los padres escolapios.

Datos sobre el bien objeto de la declaración Denominación: Canto de la Sibila Localidad: Gandia Fecha de realización: noche del 24 al 25 de diciembre, es decir la noche de Navidad (Nochebuena).

Actores principales: Sibila, niño o niña (voz blanca) Actores secundarios: coro Descripción del bien Actos preliminares: maitines Parte central: canto de la Sibila. Sin acompañamiento. El coro repite el estribillo. Misa del gallo.

“Al jorn del judici veurà’s qui ha fet servici.

D’una Verge naixerà Déu i hom qui jutjarà de cascú lo bé i lo mal al jorn del Juí final.

Mostrar-s’han quinze senyals per lo món molt generals, los morts ressuscitaran de on tots tremolaran.

D’alt dels cels davallarà Jesucrist i es mostrarà en lo vall de Josafat on serà tothom jutjat.

Portarà cascú escrit en lo front al seu despit les obres que haurà fet, d’on haurà cascú son dret.

Als bons darà goig etern e als mals lo foc d’infern a on sempre penaran puix a Déu ofés hauran.” Elementos que forman parte del bien Elementos muebles: espada. Vestidos: túnica blanca, sobrepelliz de seda morada-rojiza. Calzado de tela del mismo color. Sombrero también igual. Todo bordado en oro.

Elementos inmuebles: presbiterio de la ermita de Santa Ana, situándose delante del altar.

Definición del ámbito espacial y temporal: ermita de Santa Ana de Gandia. Noche de Navidad, dentro de la misa del gallo.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana