Diario del Derecho. Edición de 15/12/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 19/02/2013
 
 

Yo no; por José Luis Requero, Magistrado

19/02/2013
Compartir: 

El día 19 de febrero de 2013, se ha publicado en el diario La Razón, un artículo de José Luis Requero, en el cual el autor explica los motivos por los que está en contra de la huelga de jueces.

YO NO

Mañana muchos jueces harán huelga. Yo no. Los motivos de las asociaciones convocantes son los del manifiesto del pasado día 5, y los míos éstos: 1.º Que quienes son un poder del Estado hagan huelga evidencia una crisis de identidad preocupante, como lo prueba que se tengan por funcionarios gubernamentales y dirijan el preaviso al ministro. Además las huelgas las hacen asalariados, no para ser patrones sino para que éstos atiendan sus reclamaciones. Es un contrasentido reclamar el gobierno de la Justicia, eligiendo al Consejo General del Poder Judicial, y optar por un medio de presión propio de asalariados. 2.º La sinceridad de la huelga queda en evidencia cuando se clama contra la politización del Consejo por su elección parlamentaria; sin embargo, entre los convocantes hay asociaciones que de siempre han dicho que eso es lo verdaderamente democrático. 3.º Que sea por la ley de tasas es de aurora boreal. Ha habido revalorización catastral o aumento de la presión fiscal y no hacen huelga los funcionarios de Hacienda. 4.º Que sea porque el Gobierno concede indultos equivaldría a una huelga de ministros cuando un tribunal anula sus decisiones. Serán criticables o anulables si hay algo ilegal en ellos, pero no convertirlos en un motivo de huelga. Los convocantes han perdido la brújula. 5.º ¿Huelga por la “privatización” del Registro Civil? Aparte de lo impropio de hablar de “privatización”, ¿acaso no hemos reclamado desjudicializar el Registro? Por cierto, los fiscales también convocantes, ¿claman contra la futura gubernamentalización de la instrucción penal? 6.º Que una razón para la huelga sea los desahucios y ejecuciones hipotecarias es un “robinhoodismo” enternecedor; más grave es que sea por el endurecimiento del Código Penal: pero ¿qué es eso de que una juez cese en sus funciones porque una ley no le gusta?, ¿y si hubiere una huelga de diputados por sentencias que no les agradan? 7.º ¿Huelga por la falta de medios?: no estamos bien, pero tampoco estamos en un momento tan malo -más bien lo contrario- como para justificar nada menos que una huelga; con todo ¿se ha planteado una propuesta de prioridades de gastos?, cuando se ha gestionado ¿se ha hecho bien? 8.º Recortes en jueces sustitutos. Que los convocantes defiendan ese cáncer del sistema judicial demuestra cómo estiman lo que son y hacen: en su mentalidad ser juez puede hacerlo cualquiera. 9.º Unido a lo anterior cobra sentido, muestra falta de ideas que la única iniciativa de política judicial sea la monserga del número de jueces por cada cien mil habitantes y la media europea. Su solución: rebajar la exigencia en el ingreso e ir a reclutas masivas de jueces. Si alguien se anima, hago huelga para reclamar excelencia. 10.º No estoy dispuesto a dar baza alguna a quienes en su carrera por el liderazgo judicial han diseñado una huelga huérfana de motivos y rica en pretextos, convertida en un fin en sí misma. 11.º Ante una corrupción no precisamente aislada, controlar a la Justicia acabará interesando a todos los partidos: vienen nuevos años de plomo. Hay hartazgo social hacia unos políticos desprestigiados, cierto, pero también hacia los agitadores oportunistas y esta huelga da bazas y coartadas para inutilizar a la Justicia. La Judicatura no puede malbaratar lo que representa: que es una pieza clave para sanear un sistema herido. 12.º. Esta huelga es impropia de unos profesionales de quienes se presume sensatez, que saben y aprecian lo que son y para qué están. Nuestro margen de actuación es limitado pero pasa no por ser agitadores, sino por demostrar que somos capaces de presentar un discurso coherente y sensato como parte de la regeneración del sistema constitucional. Esto no es fácil, sí dar cuatro voces para salir en el telediario, pero ¿desde cuándo hacer las cosas bien es facilón? 13.º Hay motivos para el enfado y los jueces lo tenemos difícil para defender nuestros legítimos intereses profesionales. Por eso tocan años en los que las asociaciones deberán reconvertirse y reflexionar hasta qué punto se han contagiado de un sistema político enfermo, especialmente las que en estos años han tenido más relevancia. Espero que analicen si han sabido asumir la responsabilidad de esa posición, si no han acabado generando las condiciones para este suicidio colectivo.

Comentarios - 1 Escribir comentario

#1

Gracias Sr Magistrado por compararnos a nosotros, los Jueces Sustitutos, con el cáncer. Gracias Sr Magistrado por considerarnos ineptos, desconocedores del derecho. Gracias mi muy estimado Sr Magistrado por considerar que nuestro nivel académico y formativo queda a la altura de las suelas de los zapatos... en definitiva, Sr Magistrado, me produce hondo pesar los términos en los que se expresa, pues obvia las funciones que desarrollamos, los medios que ponemos a disposición del trabajo que desempeñamos y no sufragados por el Ministerio (pues mi base de datos se paga con mi sueldo, cuando lo percibo, así como códigos y manuales no aportados por la biblioteca de fondos públicos), los estudios de las leyes y las doctrinas, los esfuerzos por dar las garantías a los justiciables, en ocasiones por encima de lo exigido a nuestro deber... y, ciertamente, no hemos superado unas oposiciones, pero, permítame un apunte, algunos (gracias a Dios, con perdón del uso del sustantivo y recordando es expresión de uso común, no todos) obtenida la plaza, afirman haber demostrado lo que valían en un examen y tiemblen los cimientos con sus excesivamente escuetas argumentaciones de sus resoluciones pasando con más pena que gloria... eso sí, son titulares... Gracias Sr Magistrado por esta comparación... y confío que en su prolija carrera nunca haya ni tenga que depender de esta lacra
Un Juez Sustituto que expone una simple opinión dentro del respeto a la libertad

Escrito el 20/02/2013 14:10:38 por angelperez1974 Responder Es ofensivo Me gusta (0)

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana