Diario del Derecho. Edición de 12/12/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 26/02/2016
 
 

Super Trump; por José M. de Areilza

26/02/2016
Compartir: 

El día 25 de febrero de 2016, se ha publicado en el diario ABC, un artículo de José M. de Areilza, en el cual el autor opina que el magnate aprovecha la desafección y la inquietud de los votantes ante el futuro con mensajes simplistas y utiliza la confrontación para movilizarlos. Es lo que Peter Mair llama “gobernar en el vacío”, con apoyos sociales volátiles y cambiantes.

Con la vista puesta en el Supermartes, en el que una docena de Estados celebran a la vez elecciones primarias, muchos republicanos han dejado de pensar que es imposible la nominación de Donald Trump a la presidencia. Para evitarlo, sería necesario acabar con la división y cerrar filas en torno a un solo candidato, el más elegible a nivel nacional. Pero Trump no solo es beneficiario del fratricidio republicano.

Para entender su éxito electoral hasta ahora, hay que contemplar su candidatura como un intento de cabalgar a la vez dos ciclos políticos. El primero es de carácter local y entronca con el movimiento radical del Tea Party, un populismo rabioso nacido contra el aumento del gasto público tras la crisis financiera y la reforma sanitaria impulsada por Obama. Trump acentúa el componente anti-Washington y es capaz de movilizar a su favor la antipatía hacia el presidente saliente que sienten muchos trabajadores blancos, sin estudios y en situación económica precaria.

A cambio, atrae a pocos votantes independientes, universitarios y de distintas minorías, sin los cuales nadie llega a la Casa Blanca. Pero Trump también avanza gracias a otro ciclo político distinto, extendido a ambos lados del Atlántico. Se basa en la quiebra de la representación política tradicional y el cuestionamiento de los partidos de siempre. El magnate aprovecha la desafección y la inquietud de los votantes ante el futuro con mensajes simplistas y utiliza la confrontación para movilizarlos. Es lo que Peter Mair llama “gobernar en el vacío”, con apoyos sociales volátiles y cambiantes.

De este modo, Trump ensaya una y otra vez eslóganes sin proporción ni medida: “Amo a los que no tienen una educación suficiente”, mientras se reafirma en su idea de deportar a once millones de inmigrantes hispanos y levantar un muro en la frontera mexicana, costeado por su vecino.

La buena noticia es que si en el bando demócrata Hillary Clinton supera la rivalidad de Bernie Sanders, otro beneficiario del desgarro de la tela del tejido político, no habrá “carrera de extremos”, una expresión acertada de Michael Bloomberg, quien aún sopesa presentarse como candidato independiente.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana