Logo de Iustel

Cesta de la compra   Gastos de envío a España gratuitos a partir de 45€

 

DERECHO PRIVADO ROMANO

 
Autor:
ANTONIO FERNÁNDEZ DE BUJÁN
Catedrático de Derecho Romano
Universidad Autónoma de Madrid
Referencia Iustel:90216089
EdiciónNovena
ISBN978-84-9890-311-9
ColecciónManuales
Área:Romano
Formato y acabado:24 x 17 cms. – Rústica
Páginas:605
PVP:45€ IVA incluido
Fecha de publicación:Septiembre de 2016
Comprar    Descargar Sumario PDF
 
Breve reseña de la obra:
La experiencia iusprivatística romana constituye una manifestación clásica de la ciencia del derecho, que trasciende el periodo de tiempo en que se produce, para conformar el pilar básico sobre el que se asienta el derecho privado continental europeo. La mayoría de los conceptos, instituciones, reglas y soluciones a las cuestiones, así como la sistemática que informa el actual ordenamiento jurídico, en materia de derecho privado, tienen su origen en el Derecho romano. Roma inventa el Derecho en Occidente, y ensambla por vez primera, en expresión orteguiana, el oriente y el occidente de Europa. El Derecho romano constituye la experiencia jurídica más paradigmática de la historia europea. La enseñanza del Digesto justinianeo en la Bolonia del siglo xi, está en el origen de la que fue la primera universidad europea y contribuye, desde entonces, a la conformación de la lógica jurídica de los estudiantes de las Facultades de Derecho.
El estudio del Derecho privado romano, constituye no sólo un elemento indispensable para valorar la historicidad del Derecho, sino que también se configura como un instrumento necesario para entender el derecho vigente y para ayudar a la construcción, sobre los elementos comunes que el Derecho romano proporciona a los Códigos civiles europeos, del derecho privado de la Unión Europea, que el irreversible proceso unificador nos deparará en el futuro.
El Autor del presente Manual, Catedrático de Derecho Romano de la Universidad Autónoma de Madrid, parte de la consideración del Derecho como un producto histórico, idea fuerza que informa el contenido de su obra, en la que pone de manifiesto, en cada uno de los capítulos que la componen, la concordancia, entre las soluciones que se dan en el Derecho Romano, a las distintas cuestiones que se plantean, y las previstas en un número importante de artículos del vigente Código Civil español, paradigma legislativo, que se conforma como el último eslabón de la evolución del pensamiento jurídico, desde Roma hasta el actual derecho positivo español.
Constituye el objeto de estudio de esta valiosa aportación a la ciencia del derecho, que publica la Editorial Iustel, el análisis del derecho procesal, el derecho de la persona, el derecho de familia, el negocio jurídico, los derechos reales, el derecho de obligaciones y el derecho contractual.
Se ha procedido, en esta novena edición, a introducir un apartado en el capítulo III rubricado: «Abogacía y abogados», en atención a que si bien la abogacía entendida como la actividad de protección y defensa que una persona realiza en favor de otra o de sus intereses patrimoniales ante jueces y tribunales, fue conocida y regulada por los ordenamientos jurídicos considerados avanzados e influyentes en la antigüedad, así el asirio-babilónico, el egipcio, el judío y el griego, en ninguno de ellos esta actividad social alcanzó el grado de desarrollo, madurez y perfección que lograría en Roma hasta convertirse en una profesión, desde su aparición en el siglo ii a.C. Su régimen jurídico constituye, desde entonces, el referente por excelencia no sólo de la abogacía europea, sino de la que se configura en las culturas de los restantes continentes.
Por otra parte, el apartado del capítulo X rubricado «status libertatis», ha sido reducido a un epígrafe en el que se subraya: a) que en el Derecho Romano existió, como en todos los derechos antiguos, la distinción entre personas libres y personas en situación de esclavitud, lacra de la historia de la humanidad que persiste hasta el siglo xix, b) que ya en la antigua Grecia los grandes pensadores se habían planteado la cuestión del fundamento ético y filosófico de la esclavitud, y c) que en el mundo romano los principales puntos de inflexión en la concepción de la esclavitud, fueron el estoicismo y el cristianismo a través de la vías respectivas de la humanitas, y la fraternidad universal.
Compartir: meneame delicious  digg  technorati  yahoo  wikio

Publicaciones de Iustel en formato RSS

© PORTALDERECHO 2001-2016

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana