Diario del Derecho. Edición de 22/08/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 06/06/2014
 
 

Habrá coalición; por José M. de Areilza

06/06/2014
Compartir: 

El día 6 de junio de 2014, se ha publicado en el diario ABC, un artículo de José M. de Areilza, en el cual el autor considera que lo que le preocupa a Angela Merkel es preservar un cierto espíritu europeo de consenso entre los grandes.

HABRÁ COALICIÓN

Muchos en Bruselas creen que a la hora de respaldar a un candidato para presidir la Comisión Angela Merkel debería elegir entre contentar a los británicos o respetar los deseos del Parlamento de Estrasburgo. La mayoría de la cámara respalda a Jean-Claude Juncker, incluido el partido de la canciller, que quiere una coalición europea. Pero Merkel ha dicho a su Parlamento nacional, su verdadero referente, que aspira a lograr apoyos para nombrar a Juncker sin aislar al Reino Unido.

Además de impulsar una agenda de reformas económicas con los británicos, lo que le preocupa a la política alemana es preservar un cierto espíritu europeo de consenso entre los grandes, otro tipo de coalición. Por eso, Merkel ya ha tanteado a Christine Lagarde, la política y abogada francesa, directora del Fondo Monetario Internacional, como posible candidata al gusto de Cameron.

François Hollande no está para airear sus celos de una eventual rival del polo conservador. El problema de fondo es que los pasos cortos, y a veces en círculo, de la canciller siguen ignorando el problema político de la Unión actual. Como advierte José I. Torreblanca en su nuevo libro, “¿Quién gobierna Europa?”, la crisis del euro ha provocado un federalismo de excepción. Hemos llegado a una federación económica sin gobierno, con un Banco Central yendo más allá de su mandato para mantener a flote la moneda. En Bruselas se estrecha la política a favor de la tecnocracia y falta una verdadera deliberación sobre las distintas opciones para gobernar Europa. El reparto sin prisas del nuevo poder europeo parece que no entiende este contexto, al que hay que sumar el populismo en auge y la aceptación de los mensajes antieuropeos por algunos partidos tradicionales: en Francia ya hay una mayoría de ciudadanos que rechazan tanto la libre circulación como la moneda común. El nuevo presidente de la Comisión, sea el que sea, debería emular a Walter Hallstein, disgustar a Angela Merkel y tratar de ejercer como primer ministro de Europa.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana