Diario del Derecho. Edición de 15/12/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 24/01/2014
 
 

Obama 2, año I; por José M. de Areilza

24/01/2014
Compartir: 

El día 24 de enero de 2014, se ha publicado en el diario ABC, un artículo de José M. de Areilza, en el cual el autor opina que los corredores del poder de Washington siguen inundados de principios incontrovertibles, que no dejan sitio para hacer política y llegar a acuerdos razonables.

OBAMA 2, AÑO I

Fiel a su estilo dubitativo y académico, Barack Obama ha cumplido esta semana su primer año del segundo mandato sin hacer un balance claro. A cambio, hemos escuchado una propuesta de reforma a medias del espionaje, una defensa del consumo de marihuana y el anuncio de una próxima visita al Papa Francisco. Además, en el New Yorker el presidente ha concedido una larga entrevista en la que pasa de puntillas por las cuestiones raciales y, sin embargo, pone mucho énfasis en el objetivo de recuperar la igualdad de oportunidades que ha hecho grande a su país.

Una sensación extendida en Washington es que este año ha dejado obsoleto su gran discurso de inauguración, inspirado por el mejor idealismo, una fría mañana de enero de 2013 -en 1.933 la vigésima enmienda movió la fecha de comienzo del mandato presidencial a la peor época climatológica del año y se suele explicar que en el fondo fue para restarle importancia a la celebración-. Barack Obama trabaja sin un hilo conductor para tratar de asegurar su legado, basado en la recuperación económica, aunque las encuestas no le atribuyan este mérito, y en la reforma sanitaria, gripada por el boicot de los republicanos y los errores de los propios inventores del nuevo sistema.

En lo que le resta de mandato, el presidente norteamericano querría sumar a su balance nuevas normas sobre inmigración favorables a los hispanos, la consolidación de la independencia energética y una ejecutoria realista y menos costosa en política exterior.

Pero los corredores del poder de Washington siguen inundados de principios incontrovertibles, que no dejan sitio para hacer política y llegar a acuerdos razonables. Al menos el partido republicano ha decidido encararse con los excesos del Tea Party, en especial en cuestiones presupuestarias. Sin este acertado movimiento hacia el centro, los republicanos no recuperarán la Casa Blanca en muchos años.

Un año después de que Obama anunciara una nueva etapa de política más civilizada, apenas se escucha el eco de la promesa.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana