Diario del Derecho. Edición de 17/08/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 22/11/2013
 
 

Una elección peligrosa; por José M. de Areilza

22/11/2013
Compartir: 

El día 22 de noviembre de 2013, se ha publicado en el diario ABC, un artículo de José M. de Areilza, en el cual el autor opina que si la Cámara dejara de ser europeísta, la alternativa sería potenciar los pactos entre los estados, lo cual nos llevaría a una gobernanza menos eficaz y poco transparente.

UNA ELECCIÓN PELIGROSA

El resultado de las elecciones europeas del próximo mes de mayo está entre las preocupaciones principales de Angela Merkel. La canciller sí cree en la más Europa de los partidos pro integración. Está dispuesta a fortalecer el proyecto comunitario siempre que se haga paso a paso, conforme a reglas, y las transferencias financieras se condicionen a reformas económicas y controles presupuestarios. Pero en su camino se puede interponer una Cámara convertida en un guirigay más allá del euroescepticismo y con la última palabra sobre la mayor parte de las normas europeas. Alemania ha potenciado al Parlamento Europeo en cada reforma de los tratados como garantía de democracia y para ganar peso en la UE. Las elecciones de 2014 podrían suponer un punto de inflexión en el rumbo tomado hasta hoy que frenaría a los demás partidarios de una democracia a escala continental. La canciller, en todo caso, no quiere perder la potestad de nombrar al presidente de la Comisión, por mucho que el Tratado de Lisboa reclame que se tenga en cuenta el resultado de las elecciones para realizar esta nominación. El actual presidente del Parlamento, el alemán Martin Schulz, se ha erigido en el candidato socialista. Sus recientes declaraciones de que el intento de secesión en Cataluña no es un asunto europeo no le hacen merecedor del voto de los grandes partidos españoles. Merkel se resiste a proclamar un contendiente desde el centro-derecha europeo, aunque no le gusta la idea de un alemán presidiendo la Comisión. La canciller entiende esta institución no tanto como un embrión de gobierno europeo sino como un instrumento para trasladar al resto de la UE su agenda reformista y sujetar a mayores controles a los estados deudores de la eurozona. El tramo final del rediseño del euro requiere la colaboración plena del triángulo Consejo, Parlamento y Comisión. Si la Cámara dejara de ser europeísta, la alternativa sería potenciar los pactos entre los estados, lo cual nos llevaría a una gobernanza menos eficaz y poco transparente.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana