Diario del Derecho. Edición de 20/10/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 02/08/2013
 
 

La marca Berlusconi; por José M. de Areilza

02/08/2013
Compartir: 

El día 2 de agosto de 2013, se ha publicado en el diario ABC, un artículo de José M. de Areilza, en el cual el autor opina que se vaya formalmente o no de la política, el antiguo primer ministro seguirá influyendo en ella.

LA MARCA BERLUSCONI

Ayer el tribunal supremo italiano confirmó la condena a Silvio Berlusconi por fraude fiscal en el caso Mediaset, con una pena de cuatro años, aunque no su inhabilitación para ejercer cargos públicos. Conviene preocuparse ante el futuro de Italia. Detrás del ruido y la indignación de sus oponentes políticos en el fondo hay un deseo compartido de que el nuevo castigo judicial no suponga la desestabilización del ejecutivo, sostenido por el partido del magnate.

Enrico Letta, un operador secundario, gris y posiblemente muy ambicioso, confía en aguantar el oleaje de corrupción, populismo y recesión económica atado a la silla de un gobierno prendido con alfileres, pero que cultiva las conexiones europeas e internacionales con un primor como solo la clase dirigente italiana sabe hacerlo.

El país no reniega del proteccionismo en su mercado doméstico y, a la vez, es capaz de vender y exportar con éxito bienes y servicios “made in Italy”, a pesar del parón de reformas económicas y las dificultades de financiación por la crisis del euro. El europeísmo incondicional hacia Bruselas no es visto por sus elites ilustradas como una opción entre otras, sino más bien como una necesidad, una palanca para ordenar la casa. Berlusconi hará como que da un paso atrás y dirá que rinde el servicio de garantizar la estabilidad, pero no hay que fiarse.

Tras esta derrota judicial, se vaya formalmente o no de la política, el político más querido u odiado entre italianos seguirá influyendo en ella y utilizando su cuota de poder para perseguir fines particulares. El hecho de que se haya convertido en anti-ejemplo ético juega a su favor, ya que sus detractores tienden a infravalorarlo fuera de Italia y a darlo por amortizado, sin medir su inagotable astucia política.

Los otros europeos haríamos bien en pensar que no estamos ante un superviviente, sino ante un jugador profesional que no dejará de dar guerra hasta el final.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana