Diario del Derecho. Edición de 20/11/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 12/04/2013
 
 

CGPJ

El CGPJ confirma la suspensión cautelar de la juez Coro Cillán tras haberse abierto juicio contra ella por prevaricación

12/04/2013
Compartir: 

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha confirmado por unanimidad suspender cautelarmente en sus funciones a la magistrada Coro Cillán, contra quien se ha abierto juicio oral por un delito de prevaricación que habría cometido por favorecer al administrador de la discoteca madrileña Moma.

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El Consejo ha informado en un comunicado de que el Pleno ha ratificado el acuerdo adoptado por la Comisión Permanente después de que la titular del Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid fuera procesada por un delito continuado de prevaricación.

El Pleno del CGPJ ha desestimado el recurso interpuesto contra el acuerdo de la Comisión Permanente que, resolviendo un concurso de traslado entre magistrados, otorgó la Presidencia de la Sección Segunda de la Sala Penal de la Audiencia Nacional a la magistrada doña Concepción Espejel.

Tanto la propuesta del vocal ponente como los informes elaborados por los órganos técnicos del CGPJ avalaban la desestimación del recurso; desestimación, que ha sido respaldada en el Pleno por 18 votos a favor y dos votos en contra procedentes de los vocales Manuel Almenar y Margarita Robles, quienes han anunciado la formulación de un voto particular.

JUEZ MEDIÁTICA

La magistrada Coro Cillán, a la que se juzgará por a diversas decisiones que afectaron a la clausura de la discoteca madrileña Moma y a la designación de los administradores judiciales de la misma, es suspendida en aplicación del artículo 383 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Este artículo prevé la suspensión de un juez cuando se hubiere declarado haber lugar a proceder contra él por delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones.

La juez ha instruido varios casos de trascendencia mediática, entre ellos la causa instruida contra el ex comisario jefe de los TEDAX Juan Jesús Sánchez Manzano y una perito de su unidad por posibles irregularidades en la recogida y custodia de muestras del atentado del 11-M en Madrid, cuya investigación fue archivada definitivamente por el Tribunal Supremo el pasado 15 de marzo. También llevó el caso por la muerte del joven Álvaro Ussía, en el Balcón de Rosales.

En cuanto a la causa abierta contra ella, las diligencias se incoaron a raíz de una querella de la Fiscalía Superior de Madrid. Las investigaciones sobre Cillán se iniciaron después de que uno de los dueños de la discoteca Moma en Madrid denunciara ante el CGPJ que la juez estaba colaborando con sus socios para conseguir el traspaso de la discoteca.

En un auto dictado el pasado mes de octubre, el TSJM apreció la existencia de elementos típicos del delito continuado de prevaricación. Por ejemplo, señalaba como conducta irregular que la juez implantara una administración judicial respecto a "unos locales en los que ni consta ni se denuncia la comisión de hechos delictivos, sino una controversia entre sus titulares".

Además, tachaba de "escandaloso" que la juez nombrase a un administrador judicial "sin debate ni reflexión ninguna" y por una providencia le reconociera seis días más tarde una retribución mensual de 18.000 euros.

Asimismo, recalcaba que la juez nombró para uno de los dos puestos de administrador a su propio novio, quien "pasó a ser administrador único con una retribución mensual de dos mil quinientos euros".

EXPEDIENTE

En diciembre de 2012, la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) incoó un expediente disciplinario a Coro Cillán por cuatro posibles faltas de disciplina cometidas en relación las decisiones que afectaron a la administración judicial de la discoteca madrileña MOMA.

Además, se ordenó remitir al fiscal superior de Madrid, Eduardo Esteban, el acta levantada por la Inspección del Consejo tras una visita realizada a su juzgado.

Al parecer, se encontraron indicios de que Cillán habría incurrido en "ignorancia inexcusable en el cumplimiento de los deberes judiciales" por haber facilitado la entrada como administrador judicial de esa discoteca, durante el periodo en el que estuvo precintada, de su supuesto "novio".

Otra de las faltas tenía que ver con la "desatención o el retraso injustificado" en la resolución de este asunto. También se le investigó por "exceso o abuso de autoridad".

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana