Diario del Derecho. Edición de 20/10/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 01/04/2013
 
 

La decisión será recurrida

Ginés Jiménez es condenado en primera instancia a un año y medio de prisión por obstrucción a la Justicia

01/04/2013
Compartir: 

El segundo Oficial de la Policía local de Coslada, Ginés Jiménez, ha sido condenado en primera instancia a un año y seis meses de cárcel por un delito de obstrucción a la Justicia, decisión que será recurrida, como ha informado este jueves el abogado del agente, Oskar Zein, a través de un comunicado.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Los hechos juzgados se enmarcan en un delito de obstrucción a la Justicia por presuntamente coaccionar a un testigo del 'caso Bloque', en el que se investiga una supuesta trama de corrupción policial. Por dicho caso Jiménez pasó casi seis meses en prisión preventiva.

El juicio por obstrucción a la Justicia se celebró durante dos sesiones, los días 24 de enero y 5 de marzo. El Fiscal pedía para el acusado cuatro años de prisión.

Ahora la sentencia en primera instancia dictada por el Juzgado de lo Penal número 13 de Madrid condena a Jiménez a un año y seis meses de prisión, con la accesoria de suspensión del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena e inhabilitación especial para el cargo. También se le ha condenado a una multa de diez meses con una cuota diaria de 10 euros (unos 3.000 euros en total).

La sentencia no es firme y contra la misma cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid. El abogado del policía asegura que su cliente es inocente y que "no se ha tenido en cuenta la total ausencia de violencia e intimidación que exige el tipo de delito por el que se le condena, la nulidad de las pruebas obtenidas sin autorización judicial, presuntamente manipuladas y sin cadena de custodia, la declaración de los testigos de la defensa así como las contradicciones de la testigo".

"MANIPULACIÓN" DE LAS DECLARACIONES DE LA TESTIGO

La defensa de Ginés Jiménez ha destacado en el comunicado que ya se habían personado ante el Juzgado para denunciar "las manipulaciones de la declaración de la testigo así como la presunta influencia que sobre ella ejercieron los instructores y mandos del atestado policial motivados por venganza".

La testigo, siempre según el despacho de abogados contratado por Jiménez, manifestó que quería verse con el acusado debido a que "realmente no tenía nada en su contra y que había sido dirigida e influenciada en sus declaraciones por la UDYCO".

El encuentro se produjo en un bar del polígono de San Fernando de Henares, "con bastante afluencia y desarrollándose con total voluntariedad y ausencia de miedo de la testigo, entre risas y bromas con simpatía por ambas partes". En él se dio "una ausencia total de violencia o intimidación, como requiere el tipo de delito" por el que ha sido juzgado, en palabras de la defensa.

En el mismo comunicado, Zein asegura que la testigo "estaba en coordinación y complicidad con los instructores y mandos policiales de Grupo XVI de la UDYCO organizando una auténtica encerrona". Por eso "instalaron en el bolso de la testigo una grabadora sin autorización judicial y cuya grabación, según el perito que declaró en el juicio, ha sido manipulada". Añade que el original no se entregó al juzgado.

Asimismo, Zein relata que en dicha entrevista Ginés Jiménez "no hizo ostentación alguna del cargo de Jefe de Policía Local puesto que en esa época estaba suspendido de funciones".

ACUSACIÓN DEL FISCAL

En su escrito, el fiscal relataba que la testigo recibió una llamada en noviembre, días antes de que tuviera que declarar de nuevo, en la que una persona le ofrecía un trabajo en un local. Dos días después, recibió otra llamada de la misma persona que le advertía de que debía retirar todas las acusaciones contra el policía dado que iba a volver a ocupar su puesto en el Cuerpo.

Por esta causa, el exjefe policial estuvo en prisión seis meses, abandonando el centro penitenciario en junio de 2011. Tras salir, defendió su inocencia e insistió en que la testigo no era protegida.

De hecho, denunció a los instructores policiales del 'caso Coslada' tras haber sido acusado de coaccionar, presuntamente, a una testigo del procedimiento. A su juicio, su implicación en este caso ponía de manifiesto el "linchamiento y acoso corporativo" al que se vio sometido.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana