Diario del Derecho. Edición de 22/09/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 15/03/2013
 
 

Un cónclave en Washington; por José M. de Areilza

15/03/2013
Compartir: 

El día 15 de marzo de 2013, se ha publicado en el diario ABC, un artículo de José M. de Areilza, en el cual el autor opina que el reelegido Obama ha seguido en campaña electoral contra los republicanos durante todos estos meses.

UN CÓNCLAVE EN WASHINGTON

Mientras en Roma los cardenales deliberaban entre sí esta semana, otro cónclave bien distinto se desarrollaba en Washington. En un gesto inusual, el presidente Obama cruzaba varios días seguidos al Capitolio para celebrar reuniones a puerta cerrada con diferentes grupos políticos en la sede del poder legislativo. El objetivo era aproximar las posiciones y salvar el presupuesto, pactando una reducción de la deuda pública y del déficit. Lo ideal sería un acuerdo amplio, pero incluso un entendimiento de mínimos supondría una salida airosa para ambos poderes. Este peregrinaje a la colina es la tardía respuesta de la Casa Blanca a la entrada en vigor hace quince días del llamado secuestro fiscal, que obliga a cortar por lo sano de inmediato en todas las partidas presupuestarias y crea más problemas de los que pretende arreglar.

El reelegido Obama, que tiene un surtido maletín de herramientas de persuasión, había seguido en campaña electoral contra los republicanos durante estos meses. Inexplicable, cuando mantiene relaciones con el líder republicano en la Cámara, John Boehner, excepcionalmente buenas para el clima reinante en la capital. Esta sintonía es por ahora el único punto firme sobre el que descansa la esperanza de un presupuesto.

Unos y otros deben mostrar capacidad de hacer política y llegar a pactos, en vez de encastillarse en las visiones dogmáticas y polarizadas sobre el papel del gobierno federal en la economía. Puede haber discrepancias profundas sobre las bondades o peligros de los déficits y de las subidas de impuestos y, sin embargo, encontrar terreno común para evitar el mal mayor del desgobierno.

Preguntado Obama, mientras le informaban de la elección del nuevo Papa, si reabriría las puertas para que los turistas paseen de nuevo por la residencia oficial, el presidente rehusaba esta forma de ingresar algún dinero más para las maltrechas arcas del gobierno federal con un “no, las visitas que vuelven a comenzar son al Vaticano”.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana