Diario del Derecho. Edición de 20/10/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 13/09/2012
 
 

Europa refuerza los derechos de las víctimas de delitos; por Viviane Reding, Vicepresidenta de la Comisión Europea y Comisaria de Justicia de la UE, y Teresa Jiménez-Becerril, miembro del Parlamento Europeo

13/09/2012
Compartir: 

El día 13 de septiembre de 2012, se ha publicado en el diario ABC, un artículo de Viviane Reding y Teresa Jiménez-Becerril, en el cual las autoras analizan la nueva normativa europea que se vota en el Parlamento Europeo en Estrasburgo esta semana y que establecerá unas normas mínimas de ámbito europeo para que las víctimas puedan estar seguras de obtener ayuda y apoyo ocurra donde ocurra el delito.

EUROPA REFUERZA LOS DERECHOS DE LAS VÍCTIMAS DE DELITOS

Cada año se calcula que un 15% de europeos o 75 millones de personas en la Unión Europea son víctimas de delitos al sufrir agresiones, robos o verse afectadas por ataques terroristas.

Cualquiera que sea el delito, ya se trate de violencia de género, trata de seres humanos, delincuencia organizada o terrorismo, las necesidades básicas de las víctimas son las mismas: respeto y dignidad, protección y apoyo y acceso a la justicia e indemnización. La legislación vigente a lo largo de la Unión Europea puede ser desigual y no siempre responde a estas necesidades. Algunas personas nunca ven a un abogado tras un delito violento o no reciben la asistencia de ningún traductor cuando van a testimoniar contra un agresor en otro país. ¿A quién pueden acudir las victimas en busca de apoyo, protección o ayuda al enfrentarse a un sistema de justicia? ¿Cuáles son los derechos en cada país?

Europa hoy aporta una respuesta: una nueva normativa europea que se vota en el Parlamento Europeo en Estrasburgo esta semana establecerá unas normas mínimas de ámbito europeo para que las víctimas puedan estar seguras de obtener ayuda y apoyo tanto si el delito se produce en casa, en España, como en Roma, Londres o Berlín. La nueva normativa supondrá que las personas puedan hacer valer los mismos derechos básicos y tengan confianza en el sistema de justicia dondequiera que estén en la UE. Se trata de un logro histórico y una clara señal de que Europa está produciendo resultados tangibles en cuanto a la defensa de los derechos de los ciudadanos.

Cualquiera que sea el delito, las víctimas deben ser reconocidas y tratadas con respeto y sensibilidad en función de sus propias necesidades. Deseamos construir una Europa en la que los ciudadanos sientan que se da respuesta a sus preocupaciones. No asistir adecuadamente a las víctimas de delitos les cuesta a nuestras sociedades mucho más. Deberían obtener apoyo emocional y práctico, información y asesoramiento para poder afrontar los efectos del delito, a menudo traumáticos, cerrar una etapa y seguir adelante con sus vidas. Hay que proteger a las víctimas, en particular a los menores y discapacitados, de los daños ulteriormente causados por el sistema, los medios de comunicación y la sociedad, o por un delincuente intimidatorio. No hay que convertirlas en víctimas de nuevo.

Las víctimas también quieren que se haga justicia. A menudo desean participar en el procedimiento. En consecuencia, necesitan información sobre su papel y sus derechos en el sistema de justicia y sobre la evolución de su caso, como la fecha del juicio. Asimismo necesitan poder contar su historia y obtener asistencia, mediante los servicios de un intérprete o traductor, si no pueden comprender lo que ocurre en el procedimiento. Deberían igualmente ser indemnizados por los daños sufridos y reembolsados por su participación en las vistas.

Esta nueva Directiva europea es particularmente importante para las víctimas del terrorismo, que sufren como consecuencia de acciones cuya intención es hacer daño a la sociedad en su conjunto. Necesitan una atención, un apoyo y un reconocimiento social especiales, dada la peculiar naturaleza del delito cometido contra ellas. Las víctimas de terrorismo están notablemente expuestas al escrutinio público y a menudo necesitan un reconocimiento social y un trato respetuoso por parte de la sociedad. En virtud de la nueva norma, todos los países de la UE deberán prestar especial atención a las víctimas del terrorismo y procurar proteger su dignidad y seguridad.

Trabajando juntos, podemos cambiar verdaderamente la vida de los ciudadanos. En esta ocasión nos centramos en las víctimas de delitos para garantizarles el apoyo que necesitan, el respeto que se merecen y los derechos que se han ganado, dondequiera que se encuentren en Europa. Con ello se reforzará la confianza de los ciudadanos en la justicia y los sistemas de justicia en todo el territorio de la Unión Europea.

Aunque puede que nunca podamos borrar el sufrimiento de las víctimas o restaurar lo que han perdido, sí podemos reducir su frustración tras el delito. Nuestro objetivo es colocar a las víctimas en el primer lugar. No se merecen menos.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana