Diario del Derecho. Edición de 20/10/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 23/07/2012
 
 

ETA

El TS mantiene 32 años de cárcel para el asesino de Pagaza y no le condena por pertenencia pese a "expresivas" pruebas

23/07/2012
Compartir: 

El Supremo desestima el recurso del fiscal por "estrictas razones de técnica casacional" y no por la falta de indicios incriminatorios

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 32 años de cárcel impuesta a Gurutz Aguirresarobe por asesinar al que fuera jefe de la Policía Municipal de Andoain, Joseba Pagazaurtundua, mientras desayunaba en el bar Daytona de esta localidad guipuzcoana el 8 de febrero de 2003.

La Sala de lo Penal ha desestimado los recursos presentados tanto por el acusado como por la Fiscalía, la Asociación de Víctimas el Terrorismo (AVT) y la familia de la víctima contra la sentencia dictada el pasado diciembre por la Audiencia Nacional por un delito de asesinato terrorista y otro de tenencia ilícita de armas.

Las acusaciones pedían castigar a Aguirresarobe por pertenencia a banda armada en contra del criterio adoptado por la Audiencia Nacional que entendía que no quedaba acreditada su integración pese a estar "inmerso en el Movimiento de Liberación Nacional Vasco de la izquierda abertzale, MLNV" y seguir instrucciones de la banda terrorista.

Ahora el Tribunal Supremo considera "evidente" que concurrían "indicios muy expresivos" como fue la reivindicación del asesinato por parte de la organización, la declaración de una mujer que le implicó en la banda, o la utilización de un arma utilizada en otro atentado de ETA. La pistola que usó Aguirresarobe fue la misma que acabó con la vida del presidente del PP de Aragón, Manuel Giménez Abad, en mayo de 2001.

Sin embargo, achaca a las acusaciones que no introdujeran tales pruebas en la fase del juicio oral y añade que la sentencia de instancia consideró "huérfana de prueba la acusación por delito de pertenencia a organización terrorista" al no existir datos que permitieran ubicar al asesino en un "comando, talde o cualquier otra agrupación".

"No podemos dejar de comprender la postura de las acusaciones ante tales elementos indiciarios, pero por la vía estricta de la infracción de ley", afirma. Por ello, la Sala debe acatar y respetar los hechos probados por la Audiencia Nacional.

"Con todo, no es la falta de pruebas o de indicios incriminatorios lo que nos han de llevar a la desestimación del motivo, sino estrictas razones de técnica casacional", resume la resolución.

RESULTADOS "ESPECTACULARES" DE PRUEBAS DE ADN

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Julián Sánchez Melgar, avala la prueba de ADN extraída de la taza de café que el autor del crimen consumió antes de disparar en el bar Daytona de Andoain y expresa que en ningún momento se rompió la cadena de custodia.

En este sentido, pone en evidencia los resultados "espectaculares" que otorgan estas pruebas de perfil genético a la hora de determinar la autoría de muchos procesos penales.

En concreto, tiene en cuenta la comparación positiva del ADN de Aguirresarobe --tomado de distintas muestras, como una botella de agua que utilizó en su declaración ante el juez Fernando Grande-Marlaska-- con los restos dejados en la taza de café que fue hallada en el bar Daytona de Andoain.

Las probabilidades de que el ADN de la taza recogida del lugar del crimen perteneciera al acusado se reducen en tanto que es una persona del entorno violento de ETA, que conocía el escenario del asesinato pues había vivido en Andoain y que tenía la franja de edad sobre la que hablaron la camarera y los clientes del local.

ASESINATO DEL SARGENTO PAGAZAURTUNDUA

La sentencia declaró probado que Aguirresarobe se encontraba el 8 de febrero de 2003 en el interior del bar Daytona de Andoain (Guipúzcoa), sentado en un taburete de la barra donde pidió un café con leche.

Vestido con ropas oscuras y un gorro en la cabeza, que tapaba parcialmente su rostro, esperó al momento apropiado para acabar con la vida del sargento, quien acudía diariamente a este establecimiento.

Sobre las 9.53 horas de la mañana, cuando en el local sólo se encontraban dos clientes y la camarera, Aguirresarobe se aproximó a su víctima y disparó cuatro veces sobre ella, lo que causó su fallecimiento horas más tarde, tras ser trasladado el jefe de Policía al Hospital Nuestra Señora de Aranzazu. El atentado fue reivindicado por ETA.

Noticias Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana