Diario del Derecho. Edición de 07/12/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 12/07/2012
 
 

Bien Inmaterial de Relevancia Local “El Tío de la Porra” de Gandia

12/07/2012
Compartir: 

Orden 22/2012, de 20 de junio, de la Conselleria de Turismo, Cultura y Deporte, por la que se declara Bien Inmaterial de Relevancia Local el acto festivo denominado “El Tío de la Porra” de Gandia. (DOCV de 11 de julio de 2012) Texto completo.

ORDEN 22/2012, DE 20 DE JUNIO, DE LA CONSELLERIA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTE, POR LA QUE SE DECLARA BIEN INMATERIAL DE RELEVANCIA LOCAL EL ACTO FESTIVO DENOMINADO “EL TÍO DE LA PORRA” DE GANDIA.

Preámbulo

Los artículos 15 Vínculo a legislación y 55 Vínculo a legislación de la Ley 4/98, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano establecen que se incluirán en la sección quinta del Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano, con la clasificación de bienes inmateriales de relevancia local, aquellas creaciones, conocimientos, prácticas, técnicas, usos y actividades más representativas y valiosas de la cultura y las formas de vida tradicionales valencianas.

Igualmente se incluirán los bienes inmateriales que sean expresiones de las tradiciones del pueblo valenciano en sus manifestaciones musicales, artísticas, gastronómicas o de ocio, y en especial aquellas que han sido objeto de transmisión oral y las que mantienen y potencian el uso del valenciano.

Vista la solicitud formulada por el Ayuntamiento de Gandia y el informe emitido por el Servicio de Patrimonio Arqueológico, Etnológico e Histórico favorable a la incoación del expediente de declaración de Bien Inmaterial de Relevancia Local a favor del acto festivo denominado “El Tío de la Porra” de Gandia.

En uso de las facultades que confiere el artículo 56 Vínculo a legislación de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, el Decreto 7/2007, de 28 de junio, del president de la Generalitat, por el que se determinan las consellerias en que se organiza la Administración de la Generalitat y se asignan competencias a la Conselleria de Cultura y Deporte, y el artículo 39.1 Vínculo a legislación del Decreto 24/2009, de 13 de febrero, del Consell, sobre la forma, la estructura y el procedimiento de elaboración de los proyectos normativos de la Generalitat.

ORDENO

Primero

Se declara como Bien Inmaterial de Relevancia Local el acto festivo denominado “El Tío de la Porra” de Gandia.

Segundo

En atención a lo dispuesto por lo dispuesto en el artículo 56 de la Ley de la Generalitat Valencia 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, se determinan los valores del bien que justifican su declaración, se describen los detalles que permiten su precisa identificación, y se definen el ámbito espacial y temporal en el anexo que se adjunta a la presente orden.

Tercero

El Ayuntamiento de Gandia velará por el normal desarrollo y la pervivencia de esta manifestación cultural y tutelará la conservación de sus valores consuetudinarios y tradicionales. Cualquier cambio que exceda del normal desarrollo de los elementos descritos en el anexo deberá comunicarse a la dirección general competente en materia de patrimonio cultural, para, en su caso, autorización administrativa.

La Generalitat y el Ayuntamiento de Gandia fomentarán la difusión pública de este bien y garantizarán su estudio y documentación con criterios científicos y con incorporación de los testimonios disponibles a soportes materiales que garanticen su pervivencia.

DISPOSICIÓN ADICIONAL Única. Inscripción en el Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano

La presente declaración queda inscrita en la sección quinta del Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano.

DISPOSICIÓN FINAL Única

La presente orden entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana.

ANEXO I

Datos sobre el bien objeto de declaración

1.1. Introducción: las tradiciones festivas de la comarca de la Safor se consolidan a la largo del siglo XIX y principios del XX, y llegan hasta nuestros días para un nuevo proceso de preservación como valor de patrimonio cultural.

En Gandia, la fiesta mayor es la feria en honor de San Francisco de Borja. Una feria, que en la segunda mitad del siglo XIX, aunque aún continúa siendo de intercambio comercial, ya se le da bastante importancia a las atracciones y a los actos festivos de diversión. En estos participaba todo el entramado tradicional de la sociedad, más los gremios de la ciudad con sus comparsas y grupos de danzas. En la Feria era cuando los mayorales o clavarios rivalizaban entre sí por reafirmar sus valores festivos de identidad asociativa.

Según hipótesis, fruto de la investigación del historiados Juan José Coll, una de las muchas comparsas que había era la Banda de Tambores a la antigua usanza, una reconversión del tambor mayor de las milicias para satirizar la rivalidad entre las bandas militares de música y las bandas civiles, que querían conseguir notoriedad y el reconocimiento social. También es cierto, que cuando los tambores perdieron valor funcional, recibió en 1871 el nombre de Figurón, y que de todas las comparsas que tuvo la ciudad es la única que perdura. Sin duda, porque supo adaptarse a las exigencias y a las orientaciones festivas que se marcaban desde la autoridad municipal. En el ritual festivo tuvo asignado en su desfile la misión de hacer la diana de anuncio del comienzo de la feria en los primeros días de fiesta, y acompañado de heraldos el reparto de los programas de actos.

A finales del siglo XIX y principios del XX la feria basada en la participación conjunta de comisiones festeras entra en crisis, al adoptar el Ayuntamiento de Gandia el modelo festivo de la Feria de Julio de Valencia. Paulatinamente los desfiles de comparsas y su cabalgata general serán sustituidos por la Batalla de Flores o bien por el Coso de Colores, en el que participa la burguesía local. Las comparsas populares, que tenían carácter local propio, se las tildará de chabacanas y entraran en crisis hasta su desaparición. El vacío que dejarán será ocupado por las comisiones de falla a partir de 1928.

De aquella feria de siempre, quedó la comparsa con su personaje más popular de aquel universo festivo gandiense, El Tío de la Porra.

Al cual se dio una definición y cometido. Una banda de tambores con espíritu grotesco, que recorre las calles y visita los colegios de la ciudad el primer día de feria anunciando el comienzo de las fiestas, como un homenaje a la memoria y el alma de las antiguas comparsas.

Así nos lo demuestra la crónica histórica. En 1929 el ayuntamiento le alquilaba a Miguel Insa siete uniformes de granaderos con tambor por 70 pesetas, son los mismos que también proporcionaba a la Semana Santa del Grau de Valencia. A partir de ahora el uniforme de Granaderos será el indumento militar definitorio de El Tío de la Porra. En 1934 entra en su desfile en un colegio público, el Joaquín Costa, el primero de titularidad municipal. Pero antes, en 1931, por primera vez el nombre popular de la Banda de Tambores figura con reconocimiento oficial en el papel escrito del programa festivo: “A las diez de la mañana, varios heraldos saldrán de la casa consistorial para repartir el programa de festejos, seguidos de la tradicional banda de tambores (Tío de la Porra), que recorrerá las principales calles de la ciudad”. Como se puede comprobar, aunque entre paréntesis y con intencionalidad explicativa, la banda ha sido bautizada con su nombre propio, y en años posteriores cuando se le reconozca el protagonismo simbólico, utilizará sólo el nominativo, El Tío de la Porra.

1.2. Denominación: El Tío de la Porra.

1.3. Localidad: Gandia.

1.4. Fecha de realización: el día que se inicia la Fira i Festes de Gandia. Es una fecha más o menos móvil, ya que las fiestas se cele bran entre finales de septiembre y principios de octubre, definidas por estos condicionantes: deben empezar en día de trabajo (ya que los centros educativos tienen que estar abiertos para poder realizar este acto), incluir un fin de semana e imprescindiblemente, incluir el 3 de octubre, celebración del patrón, san Francisco de Borja.

1.5. Actores: bandas de tambores redoblantes y bombos, que marchan en formación, dirigidas por un personaje conocido y llamado con el nombre popular de El Tío de la Porra.

1.6. Descripción del bien: es una banda de tambores con espíritu grotesco, que recorre las calles y visita los colegios de la ciudad el primer día de feria anunciando el comienzo de las fiestas, como un homenaje a la memoria y el alma de las antiguas comparsas. Según hipótesis del historiador Juan José Coll, su origen está en el tambor mayor de la milicia nacional del siglo XIX heredero de los tambores y pífanos que tuvieron los tercios españoles y las milicias de las ciudades amuralladas.

Las bandas salen el primer día de la fiestas desde la plaza Mayor a las 9 de la mañana para visitar escuelas e instituciones, concentrándose de nuevo en el mismo sitio hacia las 13.30 h para finalizar el acto con un bombardeo pirotécnico.

La misión o función de esta banda de tambores es el de hacer la diana y el anuncio del comienzo de la fiestas a tambor batiente, cumplimentar en calidad de correo la antigua universidad y transmitir en su desfile alegría a la población. Desde 1934, al visitar los colegios, liberan a los escolares de sus tareas para que vivan con ilusión la celebración festiva El Tío de la Porra, lleva un elemento característico, el bastón de mando de color dorado, también llamado porra, que es propio de la autoridad y símbolo de la soberanía popular. Y además lleva, como distintivo, una banda que desciende del hombro derecho a la cadera izquierda. También puede usar cubrecabezas de color diferente al del resto de la formación.

En cuanto a la indumentaria, hasta el año 1929 llevaba la formación un uniforme militar indeterminado, y desde este año, el de granaderos a la antigua usanza (1808). Este uniforme se compone de casaca azul con cuello, solapa curva y bocamanga en rojo; pantalón o calzón blanco;

camisa blanca con chorrera del mismo color al cuello, y como calzado, botas negras o zapato negro, pudiendo en este caso usar polainas del mismo color. Por cubrecabezas morrión con manga, que en el lado izquierdo puede utilizar penacho encarnado.

Otros elementos importantes y característicos de estas bandas son los tambores con sus baquetas y bombos con sus mazas, así como las máscaras de grandes narices con gafas, que sirviendo de caracterización festiva llevan todos los miembros de estas escuadras.

II. Definición del ámbito espacial y temporal Desde la plaza Mayor a las 9 h, recorre los colegios y calles de la ciudad anunciando que comienza la fiesta en Gandia.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana