Diario del Derecho. Edición de 11/12/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 28/05/2012
 
 

A buen juez mejor testigo; por Enrique López, Magistrado

28/05/2012
Compartir: 

El día 28 de mayo de 2012, se ha publicado en el diario La Razón, un artículo de Enrique López, en el cual el autor afirma que la independencia personal o individual del juez, debe ser entendida y sentida como la fortaleza de todo juez de defenderla radicalmente y con integridad, en su condición de aplicador del derecho, incluso proyectándola en su vida privada cuando tenga trascendencia pública.

A BUEN JUEZ MEJOR TESTIGO

Releyendo esta obra de José Zorrilla, y en medio de un momento de zozobra institucional, como la que ahora vivimos, me ha surgido la necesidad de hacer una defensa de las altas funciones públicas, y en especial la que me ocupa todos los días. En la actual coyuntura, difícil en lo económico, pero también en otros ámbitos de la vida, parece que todo está patas arriba, y que mires donde mires, no hay nada a lo que sujetarse. Cuando una embarcación se enfrenta a una mala mar, además del estado de la misma y de su pertrecho, resulta esencial tener una tripulación seria, responsable y sobre todo preparada. En España, ahora que tanto se denuesta lo público, gozamos de unos cuerpos técnicos de la administración y de un alto funcionariado, que hace que en momentos difíciles, la Administración en todas sus vertientes, esté a la atura. Esto nos diferencia de otros países llamados periféricos, y en especial de Grecia, donde diferentes gobiernos fueron languideciendo la alta Administración, y por el contrario crearon un entramado público mastodóntico e ineficaz, pensando más, en satisfacer las necesidades familiares de quien gobernaba, que en los intereses de los ciudadanos; reducir la búsqueda del talento al ámbito familiar de los gobernantes es lo que tiene, y algo así han intentado hacer algunos en España, pero afortunadamente hemos resistido. En nuestro país, el grado de exigencia para acceder a las profesiones desempañadas por altos funcionarios, siempre ha sido muy exigente, y esto es lo que hace que, a pesar del incesante cuestionamiento, el sistema típico de oposiciones como modelo de selección no haya sido superado, y ello sin negar su perfectibilidad y posibilidades de mejorarlo. Ante la situación actual, con mar muy arbolada y fenómenos tormentosos, resulta esencial tener la mejor tripulación y marinería en todos los puestos. Pero para ello, hay que dignificar estas funciones, y no denigrarlas y a mí me toca dignificar la mía, la de juzgar. Si uno echa un vistazo a los medios de comunicación, sobre todo en los últimos días, parecería que en España, si eres juez, mejor pasar inadvertido. Todo lo contario, a pesar de todo, ejercer esta profesión sigue siendo una de las mejores oportunidades que un sistema puede ofrecerte dentro del mundo del derecho, y ello sin desmerecer otras importantes funciones. “Busquen, pues, entre ustedes hombres sabios, perspicaces y experimentados de cada una de sus tribus, y yo los pondré al frente del pueblo [...] 16. Entonces di a los jueces las siguientes instrucciones: ‘‘Ustedes atenderán las quejas de sus hermanos, y decidirán, sea que el pleito oponga un israelita a su hermano, o bien un israelita a uno de los extranjeros que viven en medio de nosotros. 17. Cuando juzguen, no se dejarán influenciar por persona alguna, sino que escucharán lo mismo al pobre que al rico, al poderoso que al débil, y no tendrán miedo de nadie, pues el juicio es cosa de Dios’’. Deuteronomio 16:13,16-17)”. Juzgar es una difícil profesión, te enfrentas desde su inicio a la soledad de la decisión, y sobre todo al responsable temor ante el error. La promesa del estado social y democrático de derecho, es que su poder judicial sea neutral e independiente, del poder político, económico, religioso, mediático, grupos de presión o de otra índole, precisamente, como garantía de justicia imparcial, traducida en decisiones impartidas con igualdad. Esto es algo, que en España disfrutamos hace ya muchos años, y ello a pesar de los pirómanos que siempre nos acompañan en nuestra tarea. La independencia personal o individual del juez, debe ser entendida y sentida como la fortaleza de todo juez de defenderla radicalmente y con integridad, en su condición de aplicador del derecho, incluso proyectándola en su vida privada cuando tenga trascendencia pública. Esto hace que el Juez, no solo debe ser imparcial sino parecerlo, y para esto, es fundamental que ayuden los medios de comunicación, y los responsables políticos; resulta bochornoso ver como un político no encuentra mejor modo de valorar el trabajo de una juez que aludiendo a su afortunado físico -sin palabras-. Pero a pesar y con todo ello, si uno está de verdad enamorado de la justicia, profundamente comprometido con la dignidad del ser humano, y apasionado por un mundo mejor, tendrá la suerte de vivir el enriquecimiento de disfrutar las virtudes del Juez, en la noble función social de resolver conflictos, y ello con el mejor despliegue de sus capacidades; el fin de la función judicial es liberar a los ciudadanos atrapados en el conflicto. Esta función la hacen todos los días la práctica totalidad de los jueces españoles, y ello sin caer en el peligro de la adulación social, que tanto riesgo genera en el ejercicio de esta función. A pesar de los pirómanos, seguimos teniendo y contando con una excelente carrera judicial, que como siempre, estará por encima de las coyunturas del momento.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana