Diario del Derecho. Edición de 18/10/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 25/05/2012
 
 

Modificación de la ordenación de las enseñanzas de la educación secundaria obligatoria

25/05/2012
Compartir: 

Decreto 51/2012, de 22 de mayo, de modificación del Decreto 143/2007, de 26 de junio, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas de la educación secundaria obligatoria. (DOGC de 24 de mayo de 2012) Texto completo.

DECRETO 51/2012, DE 22 DE MAYO, DE MODIFICACIÓN DEL DECRETO 143/2007, DE 26 DE JUNIO, POR EL QUE SE ESTABLECE LA ORDENACIÓN DE LAS ENSEÑANZAS DE LA EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA.

Preámbulo

El artículo 131.3.c) del Estatuto de autonomía de Cataluña, en materia de enseñanza no universitaria, establece la competencia compartida de la Generalidad en el establecimiento de los planes de estudio correspondientes a las enseñanzas obligatorias y no obligatorias que conducen a la obtención de un título académico o profesional con validez a todo el Estado, incluyendo la ordenación curricular.

La Ley 12/2009, de 10 de julio Vínculo a legislación, de educación, en su artículo 53 establece que el Gobierno tiene que determinar el currículum para cada una de las etapas y cada una de las enseñanzas del sistema educativo, en el marco de los aspectos que garantizan la consecución de las competencias básicas, la validez de los títulos y la formación común regulados por las leyes, sin perjuicio de lo que establecen los artículos 97 y 98 de la misma Ley en relación con la autonomía pedagógica y organizativa de los centros educativos.

El Decreto 143/2007, de 26 de junio, establece la ordenación de las enseñanzas de la educación secundaria obligatoria que se imparten en los centros educativos de Cataluña.

Es necesario introducir cambios en la organización de la educación secundaria obligatoria, con la finalidad de incluir y promover medidas que permitan mejorar la consecución de las competencias básicas y favorecer el éxito escolar del alumnado.

En este sentido, se incide en la necesidad de que las materias optativas organizadas por los centros, en los tres primeros cursos de la etapa, se destinen a reforzar o ampliar las otras materias del currículum, a la vez que se introduce un incremento en la asignación horaria destinada en la materia de matemáticas en el segundo y en el cuarto curso de la etapa. La ampliación en el número de horas de esta materia no supone un incremento del total de horas globales de la etapa, dado que se compensa con una disminución en el mismo número de horas de las materias optativas de segundo curso y del proyecto de investigación de cuarto curso, el cual pasa a tener la misma consideración que los trabajos de síntesis que ya se están haciendo en los tres primeros cursos de la etapa.

También se considera necesario que en el tercer curso de la etapa los centros incluyan, dentro de la oferta de materias optativas, una materia relacionada con el emprendeduría, con el objetivo tanto de ayudar al alumnado en la toma de decisiones sobre su futuro itinerario formativo y profesional, como de hacerle tomar consciencia de la necesidad de tener iniciativa emprendedora, entendida no solo como un conjunto de cualidades y habilidades necesarias para crear una empresa, sino como la capacidad de convertir ideas en acciones, convirtiéndose así en una actitud general que puede ser de utilidad tanto en actividades profesionales, como en la vida cotidiana.

Este Decreto se ha tramitado según el artículo 59 Vínculo a legislación y siguientes de la Ley 26/2010, de 3 de agosto, de régimen jurídico y de procedimiento de las administraciones públicas de Cataluña y de acuerdo con el dictamen del Consejo Escolar de Cataluña.

En virtud de ello, a propuesta de la consejera de Enseñanza, de acuerdo con el dictamen de la Comisión Jurídica Asesora y previa la deliberación del Gobierno,

Decreto:

Artículo 1

Se modifican los apartados 8, 9 y 12 del artículo 8 del Decreto 143/2007, de 26 de junio, por el cual se establece la ordenación de las enseñanzas de la educación secundaria obligatoria, que quedan redactados de la manera siguiente:

"8.8 Cada centro podrá organizar materias optativas en los tres primeros cursos, dentro del margen horario establecido en este Decreto, con el fin de reforzar o ampliar las materias del currículum, o bien podrá utilizar este margen horario para ampliar la dedicación horaria de alguna materia del currículum, con la finalidad de mejorar la consecución de las competencias básicas y promover el éxito escolar del alumnado.

"Con carácter general, se limitará la elección del alumnado por alguna materia optativa cuando no haya un mínimo de diez alumnos para cursarla, salvo lo que se establece en el apartado siguiente."

"8.9 Dentro de la oferta de materias optativas, los centros deberán ofrecer una segunda lengua extranjera y la cultura clásica.

"Estas materias quedarán excluidas de la limitación de un mínimo de diez alumnos para cursarlas, establecida en el apartado anterior.

"En tercer curso, dentro de la oferta de materias optativas, los centros deberán ofrecer la materia de emprendeduría, de acuerdo con el currículum establecido en el anexo 2 de este Decreto."

"8.12 En los centros de una línea se cursará un mínimo de cuatro de las materias optativas específicas del apartado anterior. En los centros de dos o más líneas se cursará un mínimo de seis materias.

"Con carácter general, se limitará la elección del alumnado por alguna materia optativa cuando no haya un mínimo de diez alumnos para cursarla. Quedan excluidas de esta limitación las materias optativas de segunda lengua extranjera y de latín."

Artículo 2

Se modifica el anexo 2 del Decreto 143/2007, de 26 de junio, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas de la educación secundaria obligatoria, en que se determina el currículum de las materias de la educación secundaria obligatoria, añadiendo, al final, el contenido del currículum correspondiente a la nueva materia optativa de emprendeduría establecido en el anexo de este Decreto.

Artículo 3

Se modifica la asignación horaria global de las materias de los tres primeros cursos del anexo 3 del Decreto 143/2007, de 26 de junio, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas de la educación secundaria obligatoria, en el sentido de modificar la asignación horaria de la materia de matemáticas y de materias optativas, que quedan redactadas de la manera siguiente:

"Matemáticas: 350 horas

"Materias optativas: 210 horas"

Artículo 4

Se modifica la asignación horaria de las materias del cuarto curso del anexo 3 del Decreto 143/2007, de 26 de junio, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas de la educación secundaria obligatoria, en el sentido de modificar la asignación horaria de la materia de matemáticas y suprimir la asignación horaria del proyecto de investigación, que quedan redactadas de la manera siguiente:

"Matemáticas: 140 horas"

Artículo 5

Se modifica la asignación horaria de la media semanal de los cursos primero a tercero de las materias de matemáticas y materias optativas del anexo 4 del Decreto 143/2007, de 26 de junio, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas de la educación secundaria obligatoria, que quedan redactadas en los términos siguientes:

TABLA OMITIDA

Artículo 6

Se modifica la asignación horaria de la media semanal de cuarto curso del anexo 4 del Decreto 143/2007, de 26 de junio, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas de la educación secundaria obligatoria, en el sentido de modificar la asignación horaria de la materia de matemáticas y suprimir la asignación horaria del proyecto de investigación, añadiendo un párrafo a continuación de las asignaciones horarias por término medio semanal de cuarto curso, que quedan redactados en los términos siguientes:

TABLA OMITIDA

El proyecto de investigación, en caso de que se organice de manera extensiva, se tiene que llevar a cabo dentro del horario de las materias."

Disposición final

Este Decreto entrará en vigor a partir del inicio del curso académico 2012-2013.

Anexo

Emprendeduría (optativa)

La materia optativa de emprendeduría tiene dos objetivos fundamentales: por una parte, ayudar al alumnado en la toma de decisiones sobre su itinerario formativo y profesional, con el fin de adecuar sus capacidades a unas condiciones laborales en continuo proceso de cambio y, de la otra, hacerle tomar conciencia de la necesidad de tener iniciativa emprendedora, considerada no únicamente como un conjunto de cualidades y habilidades necesarias para crear una empresa, sino como una actitud general que puede ser de utilidad en las actividades profesionales, como en la vida cotidiana. Desde esta perspectiva, el concepto de emprendeduría tiene que incluir esta doble vertiente: una educación básica en actitudes y experiencias emprendedoras que potenciarán la autonomía, la iniciativa y la confianza en uno mismo, y un concepto más específico de formación dirigido hacia la capacitación para la elaboración de un proyecto de emprendeduría.

La materia tiene que permitir al alumnado comprender cuáles son los valores y las nuevas culturas del trabajo, es decir, aquellos conceptos y comportamientos clave para enfrentarse con éxito en el mundo del trabajo y, al mismo tiempo, darles confianza en su capacidad para mejorar. También tiene que contribuir a conectar los contenidos curriculares de otras materias que pueden ser importantes en el ámbito laboral: el uso de aplicaciones informáticas que se usen en la gestión administrativa de las empresas, el uso de diferentes lenguas para establecer relaciones sociales o comerciales, el uso de estrategias aplicadas a la resolución de situaciones problemáticas, así como habilidades sociales que favorezcan el trabajo en equipo y las relaciones interpersonales.

La emprendeduría supone el desarrollo de toda una serie de capacidades: desde la iniciativa y la toma de decisiones hasta la creatividad y la reflexión aplicados a la creación y justificación de una actividad que, aunque básica, puede ser la semilla de otros proyectos futuros. En este sentido, esta materia contribuye a la consecución de competencias básicas, como la autonomía e iniciativa personal y la competencia de aprender a aprender, ya que se trabajan capacidades que tienen que ver con el liderazgo, la asunción de responsabilidades, la capacidad de elegir, de imaginar proyectos y de llevar adelante las acciones, pero también de aprender de los errores y de asumir riesgos, y ser capaz de continuar aprendiendo de manera más eficaz y autónoma. En el desarrollo de la materia se tienen que evidenciar las posibilidades de emprender proyectos personales que pueden ser aplicables a la realidad y que contemplen la necesidad de seguir aprendiendo de manera continuada a lo largo de toda la vida, así como concretar el propio itinerario académico y profesional.

La materia de emprendeduría también contribuye a la consecución de la competencia comunicativa, gracias al uso de la lengua como instrumento de comunicación oral y escrita, y al uso de herramientas tecnológicas de apoyo a la comunicación. También se insiste en las habilidades de comunicación para establecer vínculos con los otros y, en concreto, dentro del ámbito laboral, con personas del mismo o diferente nivel profesional. Esta capacidad comunicativa se trabaja especialmente en la capacidad para comunicar el proyecto de creación de una empresa.

Las actividades que se desarrollan dentro de la materia de emprendeduría también permiten desarrollar las habilidades relacionadas con la competencia digital, que comporta el tratamiento y presentación de la información y el uso de redes sociales para las finalidades específicas. Por otra parte, la competencia digital también se manifiesta en la capacidad de adaptación a nuevos modelos de trabajo, que comportan formas de organización y de comunicación como consecuencia de los cambios tecnológicos, así como la disposición a una actualización constante de las destrezas en el uso de las tecnologías.

La materia también contribuye al desarrollo de la competencia social y ciudadana por medio del trabajo en habilidades sociales, aprendiendo a valorar los intereses individuales y los del grupo, a trabajar en equipo para ejercer la ciudadanía en el ámbito laboral, pero también en la vida personal, y a estar capacitado para tomar las decisiones con coherencia y responsabilidad, como persona empresaria, trabajadora o consumidora.

Los contenidos de la materia se estructuran en tres apartados: autoconocimiento e itinerario formativo; mercado laboral y actividad económica, e iniciativa emprendedora y proyecto de empresa.

El objetivo del primer apartado es descubrir y, si cabe, ampliar el conocimiento de las diferentes profesiones y campos ocupacionales existentes en el entorno próximo al centro educativo, a fin de que cada alumno pueda crear, revisar o profundizar en un itinerario académico-profesional coherente, que responda adecuadamente a sus aptitudes, intereses y valores. Los contenidos de este bloque también se centran en las competencias personales y profesionales necesarias para afrontar con éxito los retos formativos y laborales.

El segundo apartado hace referencia a los conceptos básicos del trabajo, la empresa y la economía, con el objetivo de introducir al alumnado en las destrezas necesarias para resolver procedimientos comunes a los que las personas adultas tienen que hacer frente, ya sea a título particular, como ciudadanos, ya sea dentro de su ámbito profesional (como trabajadores autónomos o por cuenta ajena).

Finalmente, el tercer apartado se centra en las habilidades personales ligadas a la emprendeduría, con la finalidad de aprender a ejecutar acciones con resolución y eficacia, en situaciones de la vida cotidiana, en un contexto de trabajo por cuenta ajena, en el sector privado o público, o bien por cuenta propia.

Aunque se propone esta estructura en tres apartados, hay que considerar que los contenidos son interdependientes y, por lo tanto, se recomienda que los conocimientos aprendidos se revisen continuamente, para reforzar la vertiente formadora y orientadora de la materia.

El hilo conductor de la materia es la toma de decisiones del alumnado sobre su futuro académico y profesional desde un conocimiento más profundizado de uno mismo y de la realidad. Ello implica, por parte del profesorado, potenciar un conjunto de actitudes y hábitos que refuercen la adquisición de autonomía y de espíritu crítico por parte del alumnado, para definir claramente los objetivos, establecer alternativas válidas, y reflexionar sobre los estereotipos -muchos de los cuales están ligados al género- que pesan sobre determinadas opciones formativas y laborales. En este último sentido, hay que capacitar al alumnado en torno a la necesidad de fomentar y valorar aquellas iniciativas empresariales puestas en marcha o lideradas por mujeres. Este trabajo, que tiene que tener coherencia con la acción tutorial de la etapa, puede cristalizar en la confección, por parte del/de la alumno/a, de su propio itinerario formativo.

Es importante dar a la materia un enfoque práctico, favoreciendo la aplicación de conocimientos adquiridos en otras materias a lo largo de los cursos anteriores de la educación secundaria obligatoria, como pueden ser las ciencias sociales, geografía e historia, las matemáticas o las tecnologías, en situaciones y casos reales y de la vida cotidiana. En este sentido, el entorno más próximo al alumnado proporciona un abanico de posibilidades para enmarcar actividades relacionadas con el mundo laboral y empresarial: visitas, prácticas, entrevistas, conversaciones, talleres, aprendizaje-servicio, etc. Se recomienda incluir actividades en contextos próximos a la realidad por medio de simulaciones, que ayudan al alumnado a situarse en un contexto real, trabajando no únicamente conceptos sino también las actitudes y los hábitos necesarios en asuntos tan diversos como las entrevistas de trabajo, los trámites para pedir un crédito personal o de empresa, o la firma de un contrato de adquisición de un bien o servicio. Finalmente, hay contenidos que se pueden vehicular por medio de comunidades de aprendizaje o plataformas virtuales que permitan la participación de otros miembros de la comunidad educativa, las familias y agentes del entorno, con perfiles profesionales y trayectorias vitales diversos y ejemplarizantes.

Se ha incluido una actividad práctica de clausura, consistente en la creación de un proyecto empresarial que, en algún caso, podría ponerse en práctica. Este proyecto está pensado para implementarse en equipo, partiendo de un plan de empresa donde se especifique la idea de negocio (producto o servicio), el equipo humano y material requerido y la planificación de las tareas a hacer para montar la empresa. Puede ir asociado al diseño de una acción de marketing para mostrar, de manera creativa, la idea de negocio, haciendo uso de las tecnologías de la comunicación y de los medios audiovisuales. En este sentido, habrá que tratar con el alumnado valores como la sostenibilidad medioambiental, la viabilidad del negocio y el consumo responsable. También es recomendable poner al alumnado en la situación de tener que exponer su plan de empresa, aplicando técnicas de comunicación verbal y no verbal. Puede ser un espacio adecuado para que la lengua extranjera sea una de las lenguas vehiculares del proyecto.

La evaluación tiene que tener en cuenta los diferentes tipos de contenidos implicados y al mismo tiempo tiene que ser una evaluación en la acción, que permita valorar no solo los resultados finales sino también los procesos de reflexión y crecimiento personal, y la elaboración y aplicación de proyectos. También tiene que ser formativa tanto para el profesorado como para el alumnado, dado que tiene que permitir al profesorado identificar la idoneidad y adecuación de las estrategias de enseñanza y al alumnado los obstáculos de su aprendizaje y la construcción de estrategias de superación.

Objetivos

La materia de emprendeduría de la educación secundaria obligatoria tiene como objetivo el desarrollo de las capacidades siguientes:

1. Identificar las competencias, intereses y actitudes hacia el trabajo para poder tomar decisiones personales de formación e inserción laboral y adaptarse de manera flexible a los cambios que puedan producirse a lo largo de la vida personal y profesional.

2. Aprender a elaborar el propio itinerario formativo y profesional, teniendo en cuenta la formación permanente y las expectativas personales y a partir del autoconocimiento y de la investigación de información sobre las diferentes opciones formativas y profesionales.

3. Ampliar el conocimiento de profesiones diversas mediante entrevistas, visitas, estudios de casos e investigación de información directa o indirecta, superando los estereotipos de género.

4. Determinar los rasgos básicos de las actitudes, cualidades personales y las capacidades que identifican a la persona emprendedora y aplicarlos al diseño de una idea empresarial viable, utilizando las herramientas adecuadas y analizando la información necesaria.

5. Valorar el papel de la empresa como organización proveedora de bienes y servicios, y como generadora de puestos de trabajo, que actúa de forma socialmente responsable.

6. Localizar fuentes de oferta de trabajo en los sectores público y privado, en el entorno socioeconómico local, regional, nacional e internacional, y analizar las características de los diferentes puestos de trabajo que ofrecen.

7. Realizar actividades que contribuyan a mejorar el trabajo en equipo como fuente de dinamización social y como medio para compartir ideas y esfuerzos.

8. Buscar, seleccionar e interpretar la información, utilizarla de forma crítica y comunicarla de forma organizada en los otros, usando las TIC y aplicando técnicas de comunicación verbal y no verbal.

Contenidos

Autoconocimiento e itinerario formativo

Conocimiento y aceptación crítica de las características personales y de las competencias propias para afrontar con garantías los retos académicos y profesionales futuros.

Utilización de diferentes instrumentos para clasificar y analizar las diferentes vías de acceso en los niveles académicos y las competencias y titulaciones que se derivan, y las diferentes familias profesionales y salidas laborales. Valoración de la necesidad de la formación a lo largo de la vida.

Investigación sobre las diferentes tareas que hacen profesionales de diferentes niveles de cualificación, por medio de la toma de contacto directo o indirecto en contextos laborales y productivos, superando estereotipos de género y otros prejuicios.

Aplicación de los conocimientos al diseño del propio itinerario formativo y profesional para llegar a desarrollar las ramas profesionales que responden a las propias expectativas, aptitudes, e intereses, valorando la necesidad de la formación permanente.

Mercado laboral y actividad económica

Aplicación de conceptos básicos de economía al análisis presente y a la proyección futura de los sectores de ocupación del entorno próximo, dentro de un contexto económico europeo e internacional.

Identificación del papel social de las empresas como proveedoras de bienes y servicios y como generadoras de puestos de trabajo, por medio del estudio de casos y el análisis de informaciones procedentes de fuentes diversas y el debate. Valoración positiva de las empresas socialmente responsables con su entorno y de la ética profesional.

Comprensión de las relaciones básicas que se establecen entre las empresas y otros agentes económicos (proveedores, entidades financieras, suministradores de servicios, Hacienda Pública, administración local, etc.).

Conocimiento de las principales características relacionadas con las formas de trabajo e identificar las relaciones laborales en cada caso: trabajo por cuenta propia (autocupación) y trabajo por cuenta ajena. Análisis de los canales de investigación de trabajo y de los sectores emergentes en el entorno próximo.

Iniciativa emprendedora y proyecto de empresa

Identificación de los valores y culturas del trabajo y de las capacidades emprendedoras (toma de decisiones, liderazgo, capacidad de gestión y de trabajo en equipo, etc.) por medio de la toma de contacto directo o indirecto con contextos laborales y productivos y con profesionales de diferentes sectores económicos.

Generación de ideas de negocio y estudio del mercado potencial para la idea de negocio propuesta, mediante el análisis de la situación de las empresas competidoras y/o el estudio de mercado, valorando las condiciones de viabilidad, innovación y sostenibilidad de la empresa.

Resolución de diferentes situaciones empresariales simuladas, relativas a la creación, gestión y organización interna de una empresa.

Planificación y ejecución en grupo de un sencillo proyecto empresarial, identificando las diversas partes de que consta, y utilizando adecuadamente diferentes fuentes y recursos, incluidas las TIC. Exposición oral del proyecto, aplicando técnicas de la comunicación verbal y no verbal para expresarse con rigor y fluidez.

Criterios de evaluación

1. Reconocer las competencias personales y sociales requeridas por el mercado de trabajo para diferentes profesiones y alcanzar habilidades y actitudes relacionados con la emprendeduría partiendo de una evaluación de las propias competencias e identificando diferentes estrategias que ayuden en la toma de decisiones.

2. Utilizar adecuadamente diferentes tipos de fuentes, incluidas las TIC, para obtener información, fiable, rigurosa y contrastada sobre las características del mercado de trabajo actual, tanto del entorno próximo como en relación con un contexto europeo e internacional.

3. Describir las características específicas de algunas profesiones y puestos de trabajo de diferentes sectores de actividad e interpretar algunas proyecciones de ocupabilidad en los sectores analizados.

4. Relacionar adecuadamente la oferta de formación inicial y permanente y una o diversas profesiones que formen parte del propio proyecto de itinerario formativo y profesional y diseñar las acciones a seguir para la consecución de los objetivos personales, valorando positivamente la necesidad de la formación a lo largo de la vida.

5. Identificar las características de una relación laboral. Analizar los pasos a seguir para acceder a un trabajo por cuenta ajena, en el sector privado o público, o bien por cuenta propia.

6. Reconocer la estructura organizativa básica de una empresa y las funciones que desarrolla en el mundo económico y productivo, detectando las características que tiene que tener una empresa innovadora y sostenible en el mundo actual.

7. Identificar las partes que integran un proyecto de empresa y desarrollar uno, manifestando una actitud creativa y autónoma para gestionar el propio trabajo, afrontar los problemas que se puedan plantear y reconducir, si cabe, las estrategias, así como una actitud de cooperación y responsabilidad en el trabajo en equipo.

8. Aplicar técnicas de comunicación verbal y no verbal durante la exposición pública de los resultados de una investigación individual o colectiva, estructurando el discurso con rigor y con el apoyo de los medios audiovisuales y de las TIC.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana