Diario del Derecho. Edición de 19/10/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 10/02/2012
 
 

Independencia; por José Antonio Ballestero, Miembro ejecutiva APM

10/02/2012
Compartir: 

El día 10 de febrero de 2012, se ha publicado en el Diario La Razón, un artículo de José Antonio Ballestero, en el que el autor opina que la exigencia de responsabilidad penal a un juez por un delito de prevaricación y otro contra el ejercicio de los derechos fundamentales no puede ser entendida como un ataque a la independencia de jueces y magistrados. Transcribimos íntegramente el texto del artículo.

INDEPENDENCIA

En un Estado de Derecho las personas llamadas a impartir Justicia, precisamente por la relevancia social de su función, están sujetas a una especial y amplia responsabilidad que se puede hacer efectiva en los ámbitos del derecho civil, disciplinario y penal. Nada puede sorprender entonces que un Tribunal de Justicia analice, no la actuación general y el comportamiento de un juez, porque el llamado derecho penal de autor es incompatible con nuestro sistema de libertades, sino unos hechos concretos y determinados realizados en el ejercicio de sus funciones. Si los magistrados que han enjuiciado el caso se integran en el más alto Tribunal de la Nación, razón de más para confiar plenamente en su criterio y más aún si la decisión, como es el caso, se ha tomado por unanimidad, sin perjuicio de la opinión crítica que nos pueda merecer. La exigencia de responsabilidad penal a un juez por un delito de prevaricación y otro contra el ejercicio de los derechos fundamentales no puede, en consecuencia, ser entendida como un ataque a la independencia de jueces y magistrados; antes al contrario, sólo desde su independencia cabe la exigencia de responsabilidad, porque la primera no puede entenderse como libérrimo criterio a la hora de interpretar la norma, sino como sometimiento a ella a través de los métodos de interpretación admisibles en Derecho, con respeto a las garantías constitucionales. De otra forma, se sustituye el imperio de ley, expresión de la soberanía nacional, por el voluntarismo y se da al traste con la legitimación democrática de la potestad jurisdiccional, de modo que este comportamiento, es reprochable, y, en sus expresiones más groseras, punible.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana