Diario del Derecho. Edición de 20/10/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 03/02/2012
 
 

De 24 de las 113 obras de arte

La Diputación de Lleida lleva a la justicia la declaración como Bienes de Aragón de obras del museo de Lleida

03/02/2012
Compartir: 

La Diputación de Lleida ha presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) una demanda con los motivos por los cuales considera improcedente la declaración como Bienes de Interés Cultural de Aragón de 24 de las 113 obras de arte aragonesas que reclaman el Obispado de Barbastro-Monzón y las autoridades aragonesas.

LLEIDA, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Diputación de Lleida, Joan Reñé, ha hecho pública la demanda después la visita institucional al Obispo de Lleida, Joan Piris con quien han repasado también temas de colaboración en la sede del Obispado de Lleida.

La demanda es consecuencia del recurso admitido a trámite por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón el 26 de octubre de 2011 y fue presentada el día 9 de enero.

La corporación provincial argumenta que las obras no pueden ser catalogadas como bienes de interés cultural de Aragón porque ya existe una catalogación previa como patrimonio cultural catalán y una tutela y protección de las mismas por parte del Museo de Lleida, al fondo del cual están adscritas las obras de arte.

En este sentido se ha manifestado Joan Reñé, quien ha recordado que estas obras ya estaban catalogadas por la Generalitat como patrimonio cultural de Cataluña, y que están bajo la tutela y la supervisión del Museo de Lleida.

"Desde la Diputación siempre se ha defendido la unidad de la colección, dado que por nosotros el valor de la colección se encuentra en que siempre se mantenga unida", ha afirmado Reñé.

El pasado día 26 de octubre de 2011, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón admitió a trámite el recurso contencioso administrativo que la Diputación de Lleida interpuso el pasado mes de julio contra la declaración como Bienes de Interés Cultural de Aragón de estas obras de arte.

Después de la admisión a trámite, los servicios jurídicos de la Diputación de Lleida estudiaron el contenido del expediente administrativo del Gobierno de Aragón y presentaron la correspondiente demanda.

La demanda establece como improcedente la declaración como Bienes de Interés Cultural de Aragón de las 24 obras de arte, y lo argumenta afirmando que todas las piezas correspondientes al Museo Diocesano se incluyeron como colección en el Catálogo de Patrimonio Cultural Catalán mediante una resolución del 20 de mayo de 1999, que "no fue recurrida y que el Gobierno de Aragón conocía sobradamente".

El documento explica que la colección cuenta con un régimen de protección previsto en la legislación patrimonial catalana, y concreta que está adscrita de forma permanente al fondo de un museo y se encuentra incluida en el Catálogo de Patrimonio Cultural Catalán con independencia de quién sea el propietario de todas o cada una de las piezas que la forman.

La demanda argumenta que es el Museo de Lleida quién tiene la competencia de la gestión de la colección y el Consorcio --formado por la Diputación de Lleida, el Ayuntamiento de Lleida, la Generalitat, el Consejo Comarcal del Segrià y el Obispado de Lleida--, que deben "proteger, conservar, garantizar el valor de los corderos y de la colección y, por lo tanto, es también titular de las potestades de intervención y tutela".

Por otro lado, la demanda también defiende la unidad de la colección como un elemento relevante, puesto que "el valor de una colección se encuentra en el hecho que esta se mantenga unida y dispersar una colección significa desvirtuar la historia y hacer perder significado y valor".

El documento añade que "la catalogación, además de no poder disgregarse, tiene que conservarse íntegra" y que si la declaración de la colección como Catálogo de Patrimonio Cultural Catalán garantiza su unidad, su adscripción al fondo del Museo de Lleida garantiza la unidad de gestión.

Finalmente, la demanda concluye que "no se puede negar que la resolución que ahora se impugna pretende intervenir en la estabilidad de las piezas, en su tutela, en su gestión".

La finalidad de la resolución del Gobierno aragonés es dotar de protección determinadas obras de arte para posibilitar en un futuro a esta administración la posible intervención en la colección, sostiene la Diputación.

En el transcurso de la visita al obispo Piris, el presidente de la Diputación ha explicado que también le ha manifestado la voluntad de la institución provincial de seguir aportando 300.000 euros al Consorcio del Museo de Lleida, como ya hizo el año pasado y que se mantiene la colaboración en el ámbito patrimonial cultural, en el sentido que hay una parte importante de este patrimonio que es de titularidad del Obispado.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana