Diario del Derecho. Edición de 20/11/2017
  • Diario del Derecho en formato RSS
  • ISSN 2254-1438
  • EDICIÓN DE 31/01/2012
 
 

Exdirector general de Trabajo de la Junta andaluza

Guerrero desvela que en Empleo se "destruyeron" documentos tras el "escándalo" de los ERE de Mercasevilla

31/01/2012
Compartir: 

El que fuera director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía Francisco Javier Guerrero ha declarado ante la Guardia Civil que, tras su salida de la Consejería de Empleo, "tiene conocimiento" de que "se han destruido" documentos a raíz de que surgió el "escándalo" de los expedientes de regulación de empleo (ERE) de Mercasevilla.

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS)

Fue el pasado jueves cuando Guerrero acudió a declarar como imputado ante la Unidad Central Operativa (UCO) de Policía Judicial de la Guardia Civil, una comparecencia que se enmarca en la investigación que promueve la juez de Instrucción número 6 de Sevilla Mercedes Alaya sobre una presunta trama de prejubilaciones ilegales descubierta en numerosos ERE financiados con cargo a la partida presupuestaria 31L. Estas ayudas eran libradas directamente a través del antiguo Instituto de Fomento de Andalucía (IFA).

Durante su declaración como imputado por un presunto delito contra la hacienda pública, que se prolongó por espacio de seis horas y a la que ha tenido acceso Europa Press, Guerrero fue cuestionado acerca del hecho de que los expedientes de ayuda carezcan "en muchos casos" de tramitación administrativa alguna, a lo que contestó que hasta abril de 2008, cuando dejó su cargo, los expedientes "iban completos", según han adelantado este lunes varios diarios.

RESPONSABLE DE "VELAR" POR QUE LOS EXPEDIENTE ESTUVIERAN COMPLETOS

No obstante, "tras su salida han pasado" dos nuevos directores generales --Juan Márquez y Daniel Alberto Rivera, ambos imputados por la juez instructora-- y "tiene conocimiento por funcionarios que no quiere identificar que se han destruido documentos a partir de que surge el escándalo de los ERE fraudulentos en Mercasevilla", tras lo que añadió que el responsable de "velar" por que los expedientes estuvieran completos era él.

En este sentido, "tuvo la colaboración" de un asesor externo contratado por la Fundación Pública Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), en concreto el diputado socialista Ramón Díaz, aseveró Guerrero, quien dijo también que "todo lo relacionado con las ayudas y su tramitación era conocido y despachado en el Consejo de dirección semanal", e incluso "algunas de las ayudas, por su entidad, eran despachadas personalmente con el consejero y el viceconsejero" de Empleo, lo que ocurrió con los ERE de Faja Pirítica, Delphi o Astilleros.

Los agentes también le preguntaron por "los procedimientos que se han seguido para comprobar desde la Consejería que, con las ayudas, efectivamente se favorecía el mantenimiento o desarrollo del empleo", aspecto sobre el que Guerrero aseguró que su departamento "no tenía capacidad de control", ya que "carecía de personal y medios para ello", agregando incluso que "nadie realizaba ese control; sabían que algunas empresas, aunque se le diera dinero, iban a cerrar, como Santana Motor o la Faja Pirítica de Huelva".

"IRREGULARIDADES" DETECTADAS POR LA INTERVENCIÓN GENERAL

Preguntado por los "efectos" que causaban en la Consejería del ramo los "reiterados" informes por los que la Intervención General de la Junta "ponía de manifiesto las irregularidades observadas en la concesión de las ayudas", el imputado señaló a los agentes del Instituto Armado que desconocía estos informes, "que llegaban al consejero, pero a él no se lo trasladaban".

Al hilo de ello, Guerrero aseguró que, dentro de su departamento, "intentaron regular la forma de concesión de las ayudas a través de órdenes y borradores que nunca prosperaron y que se llevaron al consejillo, al que acudían los viceconsejeros y que presidía" el entonces consejero de Presidencia, Gaspar Zarrías, a pesar de lo cual "nunca se trataron".

En relación con el ERE de Surcolor, el exdirector general de Trabajo consideró "raro" que no conste un expediente como tal para la adjudicación de la ayuda librada, pues "no ha concedido una sola ayuda sin expediente administrativo", y aseguró que el exdelegado provincial de Empleo en Sevilla Antonio Rivas --imputado también en esta causa--, "como autoridad laboral, era competente para resolver el ERE", y el entonces viceconsejero de Empleo, Agustín Barberá, "tenía conocimiento de la tramitación del expediente y de la fórmula que se estaba siguiendo" para la concesión de esa ayuda.

"SI ALGUIEN PEDÍA AYUDA, LE SE AYUDABA CON UNA PÓLIZA"

Sobre la inclusión en el ERE de dos personas que "nunca habían trabajado" en Surcolor, Guerrero dijo que "se está enterando en este momento de la inclusión de estas dos personas", añadiendo que, "en general, si alguien le pedía a nivel particular que le ayudara, no le importaba su afiliación política ni vecindad, y se le ayudaba con una póliza". Citó en este punto el caso de un 'intruso' que, en un acto en Camas, "le planteó su caso, por lo que le pidió su documentación y observó que cumplía los requisitos para ser receptor de una ayuda y se la dio".

Reconoció que "han podido ser discrecionales en la concesión de las ayudas, pero no arbitrarios, porque han ayudado a todo el que se la pedía", y ha explicado que "informaba de estas ayudas individuales y las circunstancias de la concesión al consejero y al viceconsejero" de Empleo.

Sobre el ERE de Río Grande, y tras señalar que "se enteró por la prensa" de la inclusión en el mismo de Carmen Fontela, Guerrero aseguró que "se puso en conocimiento" tanto del consejero como del viceconsejero "el compromiso que había adoptado la Consejería en relación a la póliza", explicando que los motivos de recurrir a la fórmula de que los pagos no se hicieran directamente a través de IDEA sino mediante trasvases de fondos ordenados a una aseguradora "eran conocidos" por ambos altos cargos.

EL PROBLEMA DE IDEA

Así, dijo, IDEA "no atendía los pagos, y por ese motivo tenía que ir saliendo del problema de pólizas descubiertas sobre la marcha para que los trabajadores no se quedaran sin cobrar", un asunto que le trasladó "tantas veces" al entonces consejero de Empleo, Antonio Fernández, que éste le dijo que "fuera a IDEA y le diera una patada en los cojones al gerente", entonces Miguel Ángel Serrano.

Sobre el ERE de Calderinox, Guerrero aseveró que fue un expediente "que no ha tocado" y que "fue su sucesor", Juan Márquez, el que lo trató, mientras que, en relación al expediente de Acyco Sal, negó la participación de Rivas en el mismo, pues "su competencia y actuación se limitó a la aprobación" del mismo", así como la condición de 'intrusos' de dos personas incluidas en el ERE. "Son gente a la que la ayuda habría que habérsela dado por otro procedimiento consistente en pólizas individuales y no metidos en un ERE concreto", reconoció.

Comentarios

Escribir un comentario

Para poder opinar es necesario el registro. Si ya es usuario registrado, escriba su nombre de usuario y contraseña:

 

Si desea registrase en www.iustel.com y poder escribir un comentario, puede hacerlo a través el siguiente enlace: Registrarme en www.iustel.com.

  • Iustel no es responsable de los comentarios escritos por los usuarios.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Revista El Cronista:

Revista El Cronista del Estado Social y Democrático de Derecho

Lo más leído:

Secciones:

Boletines Oficiales:

 

© PORTALDERECHO 2001-2017

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI: abre una nueva ventana